UNA TARTA QUE BIEN PODRÍA SER UNA MONA: TARTA 4 CHOCOLATES

En realidad no será nuestra mona de este año pero pensé que el mejor momento para publicar una tarta con taaaaaaaanto chocolate era hoy :o)

 

 

En realidad fue la tarta que me pidió Polyanna para celebrar en febrero su cumpleaños con mis suegros. Quería todos los chocolates que se puedan encontrar… Cuando se lo comenté a mi amiga Ursula me dijo que tenía una receta perfecta para mi… Aquí la tenéis :o)

 

UNA TARTA QUE BIEN PODRÍA SER UNA MONA: TARTA 4 CHOCOLATESUNA TARTA QUE BIEN PODRÍA SER UNA MONA: TARTA 4 CHOCOLATES
UNA TARTA QUE BIEN PODRÍA SER UNA MONA: TARTA 4 CHOCOLATES

 

Me limité a 4 tipos de chocolate y el resultado es una tarta exquisita y muy sencilla aunque se necesite un poco de tiempo para poder ir dejando que cada capa cuaje antes de añadir la siguiente. Pero como se puede preparar con antelación y dejar en el congelador, la preparé en 3 días, cada vez que sacaba un ratito.

UNA TARTA QUE BIEN PODRÍA SER UNA MONA: TARTA 4 CHOCOLATES

Es una tarta contundente pero desapareció como por arte de magia, y mis suegros que no son mucho de dulce ni de repetir repitieron un par de veces… Eso sí, creo que no cenaron aquel día jejeje

 

Sin más os dejo con la receta y os deseo un ¡Feliz Lunes de Pascua!

UNA TARTA QUE BIEN PODRÍA SER UNA MONA: TARTA 4 CHOCOLATES

TARTA 4 CHOCOLATES

Para 8/10 personas

Molde de 23cm con base cerámica y aro de silicona

Para la base crujiente

125g de gavottes o galletitas crujientes
185g de chocolate praliné

Para las 3 mousses
150g de chocolate de cobertura 70%
150 g de chocolate con leche 54%
150 g de chocolate blanco

5cl+ 5cl+ 5cl de leche entera
15 cl+ 15cl+ 15cl de nata para montar

 

Para la cobertura

150g de chocolate fondant 70%

150g nata 32%MG

Un poco de nata montada para decorar al gusto

 

Para la base crujiente

Empezamos triturando las galletas pero sin que no queden demasiado pequeños los trocitos.

Derretimos el chocolate praliné y lo mezclamos con las galletas para integrarlo bien.

En un molde redondo, mejor si es con aro de silicona y base cerámica, vertemos la mezcla y la alisamos con una cuchara. Reservamos en la nevera unos 30 minutos hasta que endurezca.

 

Para las 3 mousses
Seguiremos las mismas pautas para las 3 mousses, empezando con el chocolate blanco, después el con leche y terminando con el negro.

 

Al baño maría para que no se queme, derretimos el chocolate cortado en trocitos con 5cl de leche. Mezclamos y dejamos que se enfríe un poco.

Montamos 15cl de nata hasta que quede bien firme.

Con cuidado y suaves movimientos envolventes añadimos la nata montada al chocolate procurando que no se baje la nata.

Cuando tengamos la mousse lista, la vertemos sobre la base de galletas, alisamos la superficie y reservamos en el congelador 45 minutos.

 

Al cabo de este tiempo repetimos las pautas con chocolate con leche.

Y después, otra vez con el chocolate negro.

 

Para la cobertura

Cuando las capas estén bien cuajadas, calentamos la nata y la vertemos en 3 veces sobre el chocolate de cobertura troceado, mezclando desde el centro con la espátula hasta que nos quede una mezcla lisa y muy brillante.

Añadimos la mantequilla a temperatura ambiente y mezclamos bien.

Vertemos sobre la tarta que teníamos reservada en el congelador y decoramos con flores de nata al gusto.

 

Reservamos en el congelador y cuando queramos disfrutar de esta tarta, la sacamos un par de horas antes de comer, le quitamos el aro de silicona y la tendremos perfecta para el postre.

Bon profit!