Flan Pudding de manzana y jarabe de arce (2)

Esta receta surgió por casualidad. Estábamos visitando con Polyanna a mi tía y la peque que lo ve todo (y ve mejor lo que no debería ver) vio unos paquetes de biscotes sin abrir. Mi tía dijo que los podíamos coger si las usábamos en casa.

 Flan Pudding de manzana y jarabe de arce (1)

Sinceramente, así tal cuales, no las comemos pero siempre viene bien tener un par en la despensa, así n un momento tienes pan rallado fresco para gratinar cualquier plato.

 

Pero la peque se entretuvo jugando con estos paquetes (por cierto muy de fiar porque ninguno se rompió o se abrió) con mucho entusiasmo… Aquí podéis ver el resultado:

 Flan Pudding de manzana y jarabe de arce (4)

Como no quería conservarlos tan chafados y me apetecía un postre pero sólo nos quedaba un par de manzanas en la nevera, le fui dando vueltas al asunto y surgió la receta de hoy, algo como un pudding pero con trocitos de flan y manzana. Perfecto después de una cena ligera pero me encantó un montón al día siguiente como merienda. Eso ya va a gustos ;o)

 

Ves, Tieta, aquí no se tira nada. Petonets para ti.

Marhya, mira como el jarabe de arce da mucho juego.

 

Y sin liarme más, aquí os dejo esta receta con la que participo al concurso organizado por Velocidad Cuchara y cuyo tema es “la manzana”, animaos que los premios son geniales.

Flan Pudding de manzana y jarabe de arce (3) 

FLAN-PUDDING DE MANZANA

Y JARABE DE ARCE

para 3 personas

 

2 manzanas

10g de mantequilla

1CS* + 35g de sirope de arce

15cl de leche desnatada

5cl de nata líquida 5%MG

40g de biscotes (entre 4 y 6 dependiendo de la marca)

1 huevo

 

Pelamos las manzanas y las cortamos a daditos.

Calentamos la mantequilla en una sartén y doramos las manzanas. Cuando estén hechas, caramelizamos con la cucharada de sirope de arce y reservamos.

Calentamos el horno a 180º y preparamos un baño maría caliente.

Batimos el huevo con la leche, la nata y el sirope de arce.

Repartimos entre 3 cuencos aptos para horno la mitad de los biscotes desmigados (tal como los dejó Polyanna es el punto perfecto), después las manzanas caramelizadas y terminamos con los biscotes sobrantes.

Vertemos la preparación leche/huevos.

Horneamos con baño maría durante unos 30 minutos y ya están listos.

 

Se pueden comer templados o fríos, su sabor es distinto pero buenísimo en ambos casos.

 

Bon profit!

 

Algunas informaciones útiles o no tan útiles

*CS: Cuchara Sopera

 

5 ProP por persona

Assiettebis.png