Copie de Agneau Pascal (12)

No sé si será el hecho de ser mamá desde poco, pero estos días me estoy recordando mucho de mis años de estudiante y de cómo nos han ido las cosas estos últimos 10 o 15 años.

 

En aquella época, todos veníamos de lugares distintos y llevábamos con nosotros nuestras “costumbres” de distintas partes de Europa (¡incluso alguno de otras regiones del mundo!). Al regresar después de Reyes, por ejemplo, llegaba con la maleta cargada de turrones de todos los sabores imaginables, los ingleses traían esos shortbreads tan ricos y calóricos,…

 Copie de Agneau Pascal (10)

La madre de mi amiga Maïté, ella, siempre nos mandaba para Semana Santa unos cuantos “corderos pascuales” tal y como se hacía en su región del Este de Francia, en Lorraine. Con los años y las distancias, aunque sigamos en contacto muy estrecho (es la madrina de Polyanna), hemos perdido esta costumbre.

 

Copie de Agneau Pascal (2)

Pero, cuando un día paseándonos en París vimos un molde de cordero pascual, sin pensárnoslo, entramos en la tienda y lo compramos. A los pocos minutos de salir de la tienda, nos miramos y dijimos: “Pero ¡si no tenemos ni idea de la receta!”… Volvimos a la tienda y les preguntamos si por casualidad sabían que tipo de masa se usa en este tipo de molde. “¡Por supuesto!”,  y delante de nosotros apuntó la receta en un papel que guardamos cono un tesoro y que cada año sacamos por estas fechas.

 

 

Copie de Agneau Pascal (4)

¡Y este año con todavía más ilusión de compartir esta tradición que hemos hecho nuestra con nuestra peque!

 

Y si no tienes molde de cordero pascual ¡con cualquier molde sale un bizcocho ligero y exquisito, sin nada de grasa!

 

¡¿A qué ni te imaginas cuantos otros trastos raros tenemos en nuestra cocina?!

 

 

 

 

 

Copie de Agneau Pascal (19)

 

EL BIZCOCHO CORDERO PASCUAL DE LA MAMA DE MAïTE

(sin grasas)

para un cordero (o un molde redondo de 20cm)

 

3 huevos

6CS* de agua caliente

150g de azúcar

1 CS* de azúcar de vainilla

100g de harina

50g de fécula

1cc** rasa de levadura Royal

1 punta de mantequilla (para untar el molde si no es de silicona)

 

Batir con muchas ganas las yemas con el azúcar y el agua caliente hasta que la preparación esté blanca y espumosa, y que haya doblado de volumen.

Montar las claras a punto de nieve muy firmes.

Sobre las yemas, verter las claras montadas y por encima tamizar la harina con la fécula y la levadura.

Mezclar muy delicadamente para que las claras no se bajen.

 Untar el molde muy cuidadosamente (especialmente los detalles como las orejas) y verter la masa.

En el horno calentado a 180°, cocer unos 45-50 minutos.

Cuando esté cocido, esperar que se enfríe totalmente antes de quitar con mucho cuidado el bizcocho de su molde.

 

Bon profit!

 

Algunas informaciones útiles o no tan útiles

* CS: cuchara sopera

** cc: cucharita de caféAssiettebis.png