Paté de hígados de pollo (3)

Seguro que existen miles de versiones de este tipo de paté casero, pero después de darle muchas vueltas es la receta con la que nos quedamos en casa.

 

Es una receta sencilla de preparar, barata y nos permite absorber una buena cantidad de hierro, cosa que a las mujeres siempre nos viene bien, ya que siempre andamos fatal en este tema.

 

En casa los preparo a menudo, ya que gustan a todos e incluso en alguna ocasión especial lo he servido de entrante acompañado con una ensalada de rúcula y avellanas tostadas, con una vinagreta de vinagre balsámico.

 

Si buscas una manera de integrar los hígados en tu dieta habitual, esta receta es una buena opción. Espero os guste :o)

 Paté de hígados de pollo (7)

PATÉ CASERO

DE HÍGADOS DE POLLO Y AVELLANAS TOSTADAS

Para 6 personas

 

250g de hígados de pollo limpios y fresquísimos (serán unas 6 o 7 unidades)

230g de nata líquida (yo suelo usar la 5% de MG)

4 huevos

15g de avellanas crudas + algunas para la presentación

50ml de Oporto

Un poco de mantequilla para untar los moldes

Sal, pimienta

 

Calentamos la nata a fuego lento con un poco de sal y de pimienta.

Picamos muy muy finitas las avellanas crudas.

Con la ayuda de la batidora hacemos un puré muy fino con los hígados de pollo y los huevos.

Le añadimos la nata caliente y seguimos mezclando. Añadimos las avellanas picaditas, el Oporto y salpimentamos al gusto.

 

Calentamos el horno a 180º.

Untamos 6 moldes aptos para horno con un poco de mantequilla y vamos repartiendo la masa.

Los colocamos en un baño maría caliente y cocemos unos 40/45 minutos.

Para comprobar que están listos, pinchamos como para un pastel y el pincho tiene que salir limpio.

Dejamos fuera del horno 5 minutos, pasamos un cuchillo por los lados y le damos la vuelta sobre el plato de presentación.

 

Lo servimos con un buen pan casero y una ensalada por ejemplo.

 

Bon profit!

 

Algunas informaciones útiles o no tan útiles

*cc : cucharita  de café

 Assiettebis.png