UNA CREMA DISTINTA PARA TODAS LAS TEMPERATURAS: CREMA DE HINOJO Y MANZANA

Leyendo varios blogs, me doy cuenta de que en muchas zonas ya ha llegado el calor y el sol. Para ser sincera, en París, hace 15 días también pensé que el buen tiempo había llegado… pero así no es, desde una semana lluvias sin parar, y si a ratos sale un sol precioso, al minuto siguiente frío total.

 

Así que para estos días de incertidumbre meteorológica, os traigo una crema de hinojo y manzana, que se puede servir caliente o fresquita de la nevera, así todos podemos disfrutar con ella estemos donde estemos :o)

 

La receta no lleva complicaciones y además es una manera de aprovechar las partes más duras del hinojo que no me gusta asar o comer en ensalada porqué es muy fibrosa. Como se pasa por el chino, sólo guardamos su sabor pero nada de hilos.

 

Sin más, os dejo con la receta, a pesar del maltiempo Polyanna quiere rematar nuestro mini huerto urbano y deshacerse de las dichosas palomas que nos chafan las fresas… Si alguien sabe cómo deshacerse de ellas, se agradecen los consejos :o)

 

¡Feliz miércoles!

UNA CREMA DISTINTA PARA TODAS LAS TEMPERATURAS: CREMA DE HINOJO Y MANZANA

CREMA DE HINOJO Y MANZANA*

Para 4 personas

 

2 hinojos pequeños

1 diente de ajo mediano

1 escaloña grande

3 manzanas medianas (usé tres variedades distintas)

1cc** de aceite de oliva

1 ramita de apio pequeña

1CS*** de zumo de limón

1CS*** de miel mil flors

1 ramita de tomillo fresco

4CS*** de crème fraîche (usé 4%MG)

750ml de caldo de pollo (o de verduras)

Las flores de hinojo y sus barbas picaditas para servir (opcional)

Sal, pimienta

 

Calentamos el aceite de oliva y doramos el ajo y la escaloña pelados y picados hasta que tomen un poco de color.

Mientras tanto quitamos las partes duras del hinojo y reservamos las barbas. Lo cortamos en trozos grandes y lo añadimos a la escaloña. Añadimos las manzanas pasadas por agua con la piel y sin el corazón y el apio en trozos. Rehogamos unos 5 minutos y añadimos el zumo de limón y la miel, el tomillo y mezclamos bien.

Añadimos el caldo y dejamos cocer a fuego medio (con tapa) durante unos 20/30 minutos hasta que todo esté bien tierno.

Quitamos la ramita de tomillo y trituramos fino fino y lo colamos por el chino para una textura muy suave. Volvemos a volcar la crema en el cazo y añadimos la crème fraîche, ajustamos de sal y pimienta y dejamos que se caliente sin hervir.
Servimos caliente, o templado o frío, decorando con hinojo y un poco de crème fraîche si nos apetece.

 

Bon profit!

 

Algunas informacionbes útiles o no tan útiles

* La inspiración me llegó con esta receta en Food52 aunque la tuneé para adaptarla a nuestra despensa.

**cc: cucharita de café

***CS: Cuchara Sopera