Compota de piña y jengibre (4)

Como en muchas familias, durante las fiestas navideñas no pueden faltar unas rodajas de piña fresca al lado de los típicos turrones y polvorones. Pensando en darle un toque distinto, este año hemos ido probando unas cuantas recetas con piña y hoy os traigo nuestra elección para este año.

 

Es una sencilla compota de piña, que raras veces solemos cocer cocida, realzada por un toque de jengibre y otro de limón que le sientan genial y le dan un sabor más exótico todavía.

 

Es un postres sencillo de preparar y muy ligerito, dependiendo de la piña que tengas, incluso se puede prescindir totalmente del sirope de agave. Vamos, que es perfecto para terminar una comida un poco pesade… ¡en cualquier época del año!

 de buen comer y algo más

Y como estos días estoy de humor “concursante”, después de las trufas de foie mi-cuit y pan de especias, ésta es mi aportación dulce para el Concurso que organiza De buen comer y algo más, que nos invita a preparar recetas con un toque navideño.

 

Ya veis que la receta tiene muy pocas líneas… así que si os apetece no hay excusas ;o)

 Compota de piña y jengibre (1)

COMPOTA DE PIÑA Y JENGIBRE

Para 4/5 personas

 

600g de piña pelada

2CS* de jengibre fresco rallado

1 vaina de vainilla

La piel rallada de un limón

2CS* de sirope de agave

 

Cortamos la piña pelada en dados y los colocamos en una cazuela.

Añadimos la vainilla cortada por la mitad y sus semillas, la piel rallada del limón y el jengibre fresco rallado.

Calentamos a fuego vivo un par de minutos y dejamos a fuego suave con tapa durante 15 minutos, removiendo un par de veces.

Cuando la piña esté tierna, apagamos el fuego, añadimos el sirope de agave y mezclamos bien.

Se puede servir templado o muy frío, tal cual o acompañado con un helado de vainilla o de coco, o más light pero muy rico con queso fresco.

 

Bon profit!

 

Algunas informaciones útiles o no tan útiles

*CS: Cuchara Sopera

 Assiettebis.png