UN POCO DE DULCE PARA ANIMAR EL FIN DE SEMANA: TARTA DE CLAUDIAS CON STREUSEL DE ALMENDRAS

Primer fin de semana del otoño… En París las noches ya son (muy) fresquitas y aunque el sol en pleno mediodía se ve valiente ya notamos que cada día se aleja un poquito.

 

Es de noche más temprano y además este fin de semana tendremos que jugar con el reloj para pasar a la hora de invierno. Aunque me guste hornear todo el año en casa, creo que el otoño es el momento donde más me apetece oler a especias y bizcochos en el horno.

 

Además que así el horno va calentando el piso mientras esperamos que nos pongan la calefacción. Pero todavía no nos apetecen panes de especias o speculoos, es el momento de las postres con frutas de fin de verano, como el cobbler de ciruelas sin gluten o la tarta de mirabelles con speculoos.

 

Hoy os traigo una sencilla tarta de claudias, el toque especial se lo da el streudel de almendras, un contrapunto crujiente a la jugosidad…¡de vicio!

 

¡Feliz fin de semana a todos!

UN POCO DE DULCE PARA ANIMAR EL FIN DE SEMANA: TARTA DE CLAUDIAS CON STREUSEL DE ALMENDRAS

TARTA DE CLAUDIAS CON STREUSEL DE ALMENDRAS

Para 4 personas

 

Para la masa

150g de harina

1 pizca de sal

1CS* de azúcar

½ cc** de levadura

40g de margarina sin hidrogenar

45ml de leche aproximadamente

 

Para el streusel de almendras

40g de harina de almendras

40g de azúcar moreno

40g de mantequilla a temperatura ambiente

1 pizca de flor de sal

 

Para montar la tarta

500g de claudias limpias y deshuesadas

1CS* de sémola de trigo fina

 

Para la masa

En un cuenco, mezclamos la harina con la sal, el azúcar y la levadura.

Añadimos la margarina cortada en trocitos y mezclamos para que se vaya impregnando la harina de margarina, hasta que obtengamos una textura arenosa.

Añadimos la leche y amasamos lo mínimo para obtener una masa elástica.

Con un rodillo, la extendemos y colocamos la masa dentro de un molde previamente untado con un pelín de aceite si no es antiadherente.

Reservamos.

 

Para el streusel de almendras

Con las puntas de los dedos mezclamos los ingredientes para que formen una masa arenosa. Reservamos en la nevera.

 

Para montar la tarta

Calentamos el horno a 180º con calor arriba y abajo sin ventilador.

Espolvoreamos la sémola fina de trigo sobre la masa y cubrimos con las claudias partidas por la mitad con el corte hacia arriba.

Recubrimos con el streusel frío de la nevera y horneamos unos 40/45 minutos, el streusel tiene que quedar bien dorado.

Dejamos enfriar fuera del molde sobre una rejilla y servimos templado o frío.

 

Bon profit!

 

Algunas informaciones útiles o no tan útiles

*CS: Cuchara Sopera

**cc: cucharita de café