Solomillo de cerdo marinado con miel y salsa de soja (3) 

Me parece increíble que las vacaciones ya estén detrás de nosotras… estos 15 días han pasado volando y hemos disfrutado como enanas :o) Por suerte, dentro de nada vuelvan a tocar unos días así que ¡¡¡ya estoy impaciente de volver a tener la compañía de la princesita todo el día!!! Para retomar nuestra rutina, nada mejor que un buen guiso rápido y sencillo.

 

Muchos ya los sabéis, pero la carne definitivamente no es lo mío… pero como me parece un hábito saludable comer carne con moderación, me gusta prepararla con unos cuantos arreglos. Los guisos de carne como aquí me encantan y las carnes marinadas son otra opción. La receta de hoy, es una de mis recetas estrella, muy sabrosa, la carne queda muy tierna y tiene un toque exótico perfecto para viajar lejos sin salir de la cocina.

 

Es un plato que se puede preparar con antelación y que también da muy buenos resultados si se congela. O sea que vale la pena preparar una buena cantidad y tener así algunas cenas adelantadas.

 

Es un plato completo, sólo necesita pan para mojar si te gusta el pan, arroz para la salsa si eres arrocero, pasta para salsear si prefieres la pasta, vamos que combina con todo ;o)

 

¡Feliz semana a todos!

 Solomillo de cerdo marinado con miel y salsa de soja (1)

SOLOMILLO DE CERDO MARINADO

CON MIEL Y SALSA DE SOJA

para 4 personas

 

1 solomillo de cerdo de unos 450/500 gramos

3 cebollas grandes

1 lata de tomate pelado troceado (las de unos 390g)

3CS* de miel

6cl de vinagre balsámico

2CS* de salsa de soja

1CS* de aceite de oliva

Sal, pimienta

 

Cortamos el solomillo en dados del tamaño de un bocado.

Mezclamos la miel con la salsa de soja y el vinagre balsámico. Añadimos el solomillo troceado y tapamos con un papel film y lo dejamos marinar en la nevera**.

Pelamos las cebollas y las cortamos en juliana fina.

Calentamos el aceite en una sartén grande y cocemos las cebollas hasta que tomen un bonito tono dorado. Si fuera necesario, añadiremos un poco que agua para que no se quemen.

Cuando estén, damos calor a la sartén y salteamos la carne marinada y previamente escurrida, unos 5 minutos hasta que esté bien dorada. Después, vertemos la marinada y dejamos que hierva unos 2 o 3 minutos.

Añadimos la lata de tomate, salpimentamos al gusto, mezclamos bien y tapamos.

Dejamos que se cueza a fuego suave durante unos 20/30 minutos, vigilando que quede salsa o añadiendo un poquito de agua si la salsa espesara demasiado pronto.

Listo para servir, muy caliente con arroz, pan, pasta o ¡lo que más te guste!

 

Bon profit!

 

Algunas informaciones útiles o no tan útiles

*CS: Cuchara Sopera

** Con 20 minutos son suficientes para la marinada. Pero si quieres que la receta sea un lujo de plato, mejor unas 12/24 horas de reposo en la marinada, la carne se transformará en el bocado más tierno y sabroso que hayas probado nunca.

 

 

5ProP por persona

nappetitre