SEGUIMOS CON NUESTRO MENÚ NAVIDEÑO VEGANO Y ¡ESTAMOS EN EL CALENDARIO DE ADVIENTO!: TRONCO VEGANO DE MANGO, COCO Y PASIÓN (SIN GLUTEN)

Las Navidades nos parecían tan lejos hace sólo unos días, y ya vamos deseando felices fiestas a la gente que no volveremos a ver antes del año próximo…

La entrada de hoy es especial por dos razones, la primera es que es el postre de mi propuesta de menú navideño 100% vegano (¡todo un reto!) y mi receta para el Calendario de Adviento de recetas de Navidad que este año organiza Pilar de Les Receptes que m’agraden. Cada día, descubrimos una receta perfecta para estas fechas, una fuente de inspiración fantástica y de tentaciones terribles jejeje

Mi propuesta es un tronco vegano, o sea sin lácteos, sin huevos, sin azúcar blanco y sin gluten… Después de buscar y rebuscar ideas, me decanté por esta receta que aunque conlleva varias etapas, cada una es sencilla y lleva menos de 10 minutos, cocina limpia incluida.

SEGUIMOS CON NUESTRO MENÚ NAVIDEÑO VEGANO Y ¡ESTAMOS EN EL CALENDARIO DE ADVIENTO!: TRONCO VEGANO DE MANGO, COCO Y PASIÓN (SIN GLUTEN)

Se compone de varias capas, empezando por abajo y subiendo:

Crujiente de avellanas, cacao y coco

Crema de coco y mango

Corazón de fruta de la pasión

Crema de coco

Glaseado de fruta de la pasión

Y decorado con figurinas escogidas por Polyanna claro :o)

SEGUIMOS CON NUESTRO MENÚ NAVIDEÑO VEGANO Y ¡ESTAMOS EN EL CALENDARIO DE ADVIENTO!: TRONCO VEGANO DE MANGO, COCO Y PASIÓN (SIN GLUTEN)

Y lo mejor, es que está riquísima, refrescante por el toque ligeramente ácido de la fruta de la pasión y exótico del mango y del coco. Y nadie entre los catadores adivinará que no lleva nada pero nada de lo que suele llevar un tronco navideño…

Gracias Pilar por invitarme a participar en el calendario de este año y os aconsejo que vayáis descubriendo los primeros 16 días del calendario porqué son geniales :o)

¡Feliz jueves a todos, ya os dejo con la receta que seguro queréis saber “Pero qué lleva”!

SEGUIMOS CON NUESTRO MENÚ NAVIDEÑO VEGANO Y ¡ESTAMOS EN EL CALENDARIO DE ADVIENTO!: TRONCO VEGANO DE MANGO, COCO Y PASIÓN (SIN GLUTEN)

TRONCO VEGANO DE MANGO, COCO Y PASIÓN

(SIN GLUTEN)*

Para 10/12 porciones

Un molde de 30 cm de largo

Para el corazón de fruta de la pasión

180g de puré de fruta de la pasión

2CS** de sirope de agave

1,2g de agar agar

En frío mezclamos el sirope de agave con el puré de fruta de la pasión y el agar agar. Calentamos hasta que rompa a hervir y cocemos 1-2 minutos mezclando sin parar. Vertemos en un tubo de 30 centímetros de largo y dejamos que cuaje el agar en la nevera o mejor en el congelador.

Para la crema de coco

240g de anacardos crudos sin sal, dejados en remojo como mínimo 4 horas o mejor una noche

240g de crema de coco (es la parte que se queda dura y blanca en el fondo del bote de leche de coco después de unas horas en la nevera, esta cantidad corresponde a un bote clásico de 400ml)

60g de aceite de coco a temperatura ambiente

60g de sirope de agave

60g de coco rallado

Con una batidora potente, trituramos los anacardos hasta obtener un puré liso y cremoso. Entonces añadimos la crema de coco y batimos bien hasta integrarla. Terminamos añadiendo el coco rallado, el sirope de agave y el aceite de coco hasta obtener una crema de textura ligera y aireada.

Con esta crema, llenamos un molde previamente forrado con papel vegetal con esta crema y en el centro le ponemos el corazón de fruta de la pasión que teníamos listo en el congelador.

Reservamos en el congelador.

Para la compota de mango y vainilla

1 ½ mango bien maduro

1 vaina de vainilla

4CS** de sirope de agave

4CS** de agua filtrada

Pelamos el mango y lo cortamos en dados pequeñitos. Calentamos el agua con la vainilla y el sirope de agave, añadimos el mango y cocemos hasta que empiece a caramelizarse todo, unos 10/12 minutos.

Pasamos en un plato y dejamos enfriar.

Reservamos.

Para el crujiente crudivegano de avellanas, coco y cacao

150g de avellanas crudas sin tostar

1CS** de cacao sin azúcar desgrasado

100g de dátiles blanditos deshuesados

6CS** de aceite de coco

3CS** de coco rallado

En un robot, trituramos todos los ingredientes hasta que formen una bola de masa pero con tropezones grandes, sólo tienen que quedarse juntitos.

Entre dos hojas de papel vegetal, con la ayuda de un rodillo, le damos las dimensiones de la base del molde que hemos usado para que encaje perfectamente.

Es mejor que nos quede finita, su textura será todavía más crujiente.

Reservamos en el congelador para que nos sea más fácil terminar de darle un corte limpio.

Para la crema de mango y coco

120g de anacardos crudos sin sal, dejados en remojo como mínimo 4 horas o mejor una noche

240g de crema de coco (es la parte que se queda dura y blanca en el fondo del bote de leche de coco después de unas horas en la nevera, esta cantidad corresponde a un bote clásico de 400ml)

El mango previamente caramelizado

60g de sirope de agave.

Con una batidora potente, trituramos los anacardos hasta obtener un puré liso y cremoso. Entonces añadimos la crema de coco y batimos bien hasta integrarla. Terminamos añadiendo el sirope de agave hasta obtener una crema de textura ligera y aireada.

Cogemos el molde que teníamos en el congelador y ponemos la mitad de esta crema sobre la crema de coco y el corazón de fruta de la pasión, repartimos los dados de mango caramelizado y terminamos con la crema que nos queda.

Para rematar el asunto, colocamos el rectángulo de crujiente de avellanas y cacao y apretamos ligeramente para que se ajuste bien en la crema de coco y mango.

Reservamos en el congelador

Para el glaseado de fruta de la pasión

200g de puré de fruta de la pasión

2g de agar agar

En frío mezclamos el puré de fruta de la pasión y el agar agar. Calentamos hasta que rompa a hervir y cocemos 1-2 minutos mezclando sin parar.

Dejamos que se enfría un poco antes de verter sobre el tronco que tendremos desmoldado sobre una rejilla de pastelería y frío del congelador.

Personalmente he repetido un segundo baño de glaceado sobre el tronco para que el color naranja sea más intenso y el sabor de la fruta de la pasión más intenso. Pero eso ya va a gustos.

Dejaremos el tronco fuera del cogelador unas horas antes de servirlo aunque frío del congelador también está riquísimo.

Bon profit!

 

Algunas informaciones útiles o no tan útiles

*Inspirada de la receta de Leaf que podéis ver pinchando aquí.

**CS: Cuchara Sopera