Hace unas semanas, me invitaron a la presentación de los nuevos tortellini del mundo de la marca Giovanni Rana. Seguro que la mayoría ya conocéis esta marca famosa por su amplia variedad de pasta fresca, rellena o no.

Resumiendo,  la empresa Giovanni Rana nació en el año 1962 de la pasión de su creador por la pasta fresca. No le dio sólo su nombre a la empresa sino que en muchas ocasiones también la ha incarnado con su rostro, así que seguro que su cara os suena. Podéis ampliar información acerca de la apasionante aventura gastronómica y técnica pinchando aquí. Porque de humilde producción manual, se crearon máquinas especiales para reproducir los movimientos de la mano… ¡increíble!

Además que la gama de productos da para todos los gustos, os dejo con unas fotos de los productos que hemos probado, el de boletus edulis no es una pasada, sino ¡lo siguiente!

Y los de jamón, pues me quedé casi sin probarlos porque cuando empezaron Polyanna y mi marido casi no llego… Buena señal, os digo :o)

Volviendo al tema de hoy, la presentación tuvo lugar en el restaurante Chez Mademoiselle M en el centro de París y el taller de cocina estaba a cargo de Edda Onorato del blog Un déjeuner de Soleil. Si no conocéis su blog, ya estáis tardando, está repleto de golosísimas recetas dulces y saladas, mirando siempre a su Italia natal. Si buscáis algún semifreddo para este verano, ya sabéis donde buscar.

Nuestro grupo participó en la elaboración de dos platos con productos de la marca, primero con unos tortellini de espinacas y ricotta, un gran clásico de la marca y con uno de sus últimas novedades, los tortellini de… ¡paella! Si, lo habéis leído bien,  de paella. Ambas ideas son una opción buenísima si queréis comer bien sin pasaros mucho tiempo en la cocina.

Pero vamos a por la primera receta cuya idea era darles un toque distinto a unos tortellini de espinacas y ricotta para transformarlos en plato completo.  Sólo con ver los ingredientes, seguro que ya os está entrando hambre :o)

Edda nos dio varios consejos para obtener los mejores resultados, como por ejemplo marinar los tomates cherrys con aceite de oliva y albahaca y un pelín de ajo antes de añadirlos a los tortellini para potenciar su sabor. También nos recordó que los tortellini frescos se cuecen en ABUNDANTE agua salada, nada de mini cazuelas para cocerlos. Y no se cuelan para no romperlos sino que se van pillando con la espumadera a medida que van subiendo y flotando.

Un detalle que me encantó de la receta fue el pesto ligero que preparamos donde parte del aceite de oliva de la receta tradicional se sustituye por ricotta… ¡fantástico truco que en casa ya he repetido varias veces y siempre con mucho éxito.

Después de comer este primer plato, nos pusimos manos a la obra con los tortellini de paella, de la nueva gama tortellini del mundo cuya ambición es concentrar un sabor emblemático de un país en  un tortellini. A mi me tocó, como no, tortellini de paella :o)

Para darle un toque más sofisticado (aunque os puedo decir que algún que otro paquete en casa nos lo hemos zampado  tal cual, con un poco de aceite de oliva), Edda los aliñó con un salsa ligera de ajo y azafrán y unas gambas peladas. Esta salsa me pareció divina y perfecta para aliñar incluso un sencillo plato de pasta.

Pero lo más sorprendente no fue la salsa, fue descubrir en un tortellini, en un bocado tan diminuto,  todos los sabores de una paella, con sus granitos de arroz y todo!! Toda una experiencia en boca de lo más interesante y sabrosa.

El plato entra por la vista, ¿verdad? Y eso que la luz no conseguí pillarle el punto en aquel momento.

Terminamos la comida con unos dulces típicos de Verona, la zona donde está ubicada la empresa familiar pero se nota que estaban ricos porque me los comí pero no les saqué fotos!!!

Creo que por nuestras caras de felicidad se nota que nos lo pasamos en grande, ¿Verdad?

En esta amplia gama de Tortellini del mundo podéis encontrar cosas tan variadas como de Feta y Aceitunas de Kalamata para Grecia, Pollo con Curry & Almendras, o Gambas & Pollo al estilo Paella.

Y ahora si, os dejo con ambas recetas, ¿qué os parecen? Se tarda más en leerlas que en prepararlas así que no tenéis excusas. ¡Feliz fin de semana a tod@s!

 

Un día como hoy hace…

… 1 año: Sorbete de Fresas & Agua de Rosas

… 2 años: Ensalada de Arroz & Guisantes con Pansas & Pistachos

… 4 años: La Tarta de Manzana de mi Mamá

… 5 años: Cóctel de Melocotón & Tónica

… 6 años: Pan de Molde con Mermelada de Claudias & Romero con Masa Madre

… 7 años: Pan Triple Almendra con Masa Madre

 

TORTELLINI DE RICOTTA & ESPINACAS CON PESTO LIGERO

Para 2/3 personas

250g de tortellini de Ricotta & Espinacas

200g de tomates cherrys

50g de espinacasbaby + un poco para servir

Medio manojo de albahaca fresca + unas hojas para servir

40g de parmesano rallado al momento

30g de ricotta

30g de piñones + unos para servir

1 diente de ajo pequeño + ½ para el pesto

Aceite de oliva

Sal, pimienta

En un bol, combinamos el diente de ajo aplastado, sal, pimienta y 1 cucharada de aceite de oliva. Añadimos los cherrys limpios y cortados por la mitad con 4 hojas de albahaca. Mezclamos y reservamos.

Preparamos el pesto: en el bol de la batidora colocamos las espinacas, la albahaca, parmesano, ajo y piñones. Trituramos un poco, y añadimos la ricotta con 3 cucharas de aceite de oliva. Trituramos hasta obtener una pasta. Iremos añadiendo un poco de aceite de oliva si la mezcla nos parece demasiado gruesa. Probamos para ajustar de sal y pimienta y reservamos.

Hervimos abundante cantidad de agua y la salamos. Cocinamos los tortellini 2 minutos reservando un poco de agua de cocción. Los mezclamos con un poco del pesto desleído con agua de cocción.

Para emplatar, repartimos un poco de pesto en el plato, los tortellini y terminamos con los tomates marinados, hojas de espinacas y albahaca, y piñones tostados. Aliñamos con un poco de aceite de oliva y a disfrutar.

TORTELLINI DEL MUNDO AL ESTILO PAELLA CON SALSA LIGERA DE AJO & AZAFRÁN

Para 2/3 personas

250gdeTortellini du Monde Giovanni Rana al estilo paella

5 dientes de ajo sin el germen central

20cl de leche entera (yo usé semi que es la única que tenía en casa)

60ml de nata líquida (usé 4% MG)

5 gambas (en casa puse 15) peladas

1 buena pizca de hebras de azafrán

¼ pimiento rojo picado en daditos

¼ pimiento verde picado en daditos

Almendras tostadas para servir

Perejil picado

Pimentón ahumado

Sal, pimienta

Aceite de oliva

Empezamos preparando la salsa de ajo ligera con azafrán. Pelamos los ajos, les quitamos el germen y los cortamos en láminas finas. Los cocemos a fuego medio suave con la leche y el azafrán unos 10/15 minutos hasta que esté tierno y la salsa espese un poco. Entonces añadimos la nata, damos un hervor, salpimentamos y trituramos finito. Reservamos.

Pelamos las gambas y las cortamos en 3 trozos cada una. Salteamos 2 minuto con aceite de oliva caliente y reservamos.

Hervimos abundante cantidad de agua y la salamos. Cocinamos los tortellini 2 minutos. Los vamos escurriendo y mezclamos con un poco de aceite de oliva.

Para montar el plato, empezamos con la salsa de ajo y azafrán caliente, por encima repartimos los tortellini, decoramos con gambas y daditos de pimiento. Terminamos con las almendras y un poco de aceite de oliva. Decoramos con pimentón ahumado y un poco de perejil al gusto.

A disfrutar, bien calentito mejor.

Bon profit!

Algunas informaciones útiles o no tan útiles