UNA RECETA IDEAL PARA EL FIN DE SEMANA: TARTA SALADA DE FLORES DE CALABACÍN

Cuando llega la primavera, sea cual sea el tiempo, nos apetece salir de picnic y las tartas y los cakes salados suelen ser una opción deliciosa para comer en estas ocasiones. Claro que también son una opción ideal para solucionar una cena de otoño  o de invierno. 

 

Como en casa nos gustan mucho, no pude resistirme cuando hace unos días vi las primeras flores de calabacín locales :o) Llegando en casa, me puse manos a la obra y el resultado fue una sencilla y exitosa tarta salada.

 

No tiene mucha dificultad pero lo sencillo no está reñido con lo rico, ¿verdad?

 

Además aprovecho esta entrada para deciros que he creado un índice de recetas de cakes&tartas salados por si estáis buscando inspiración. Podéis ver las recetas pinchando aquí o en el logo.

 

Os deseamos un muy feliz fin de semana, con lunes extra para nosotros :o)

UNA RECETA IDEAL PARA EL FIN DE SEMANA: TARTA SALADA DE FLORES DE CALABACÍN

TARTA SALADA DE FLORES DE CALABACÍN

Para 2/3 personas

Un molde de 18/20 cm

 

Para la masa

100g de harina

1 pizca de sal

½ cc** de levadura

30g de margarina sin hidrogenar

30/35ml de leche aproximadamente

 

Para el relleno

6 calabacines mini con sus flores

3 huevos medianos

200ml de leche evaporada

1CS* de grana padano

Sal, pimienta al gusto

1cc** de aceite de oliva

 

Para la masa

En un cuenco, mezclamos la harina con la sal y la levadura.

Añadimos la margarina cortada en trocitos y mezclamos para que se vaya impregnando la harina de margarina, hasta que obtengamos una textura arenosa.

Añadimos la leche y amasamos lo mínimo para obtener una masa elástica.

Con un rodillo, la extendemos y colocamos la masa dentro de un molde previamente untado con un pelín de aceite si no es antiadherente. Pinchamos por todas partes con un tenedor.

Reservamos.

 

Para el relleno

Separamos las flores de los mini calabacines. Les quitamos el pistilo y las aclaramos. Las secamos con cuidado en papel absorbente y reservamos.

Cortamos los calabacines en bastoncitos y los salteamos con el aceite de oliva, tienen que quedar al dente.

Batimos los huevos con la leche evaporada y el grana padano, ajustamos de sal y pimienta.

Calentamos el horno con calor arriba y abajo sin ventilador a 185º.

Para montar la tarta, repartimos el calabacín salteado por encima de la masa, colocamos las flores de calabacín por encima y terminamos con la mezcla de leche evaporada y huevos.

Horneamos unos 40/45 minutos hasta que haya cuajado la tarta y servimos templado o frío.

 

Bon profit!

 

Algunas informaciones útiles o no tan útiles

*CS: Cuchara Sopera

**cc: cucharita de café