TARTA DE FRAMBUESAS Y CHOCOLATE DE PIERRE HERME

FELIZ LUNES DE PASCUA: TARTA DE FRAMBUESAS Y CHOCOLATE DE PIERRE HERME QUE BIEN PODRÍA SER UNA MONA

¿Qué tal estáis? Espero que disfrutando de este largo puente :o)

 

En Francia es costumbre por estas fechas comer y regalar chocolate, conejitos y huevos, pero también gallinas y pollitos. Así que repasando los borradores del blog caí con esta tarta que preparé hace ya un tiempo para el cumple de mi marido y que me ha pedido repetir como mona este año, siempre con escudo blaugrana pero sin velas jejeje Y eso porque dije que este año, no repetía la mona campo de fútbol!

 

Es una tarta sencilla y con garantía de éxito, de uno de los más grandes maestros pasteleros franceses, Pierre Hermé, famoso por sus macarons exquisitos y la mar de originales.

 

La única pega que tiene esta tarta de chocolate y frambuesas (y eso también es lo que la hace tan rica) es que se tiene que preparar justo antes de comerla para poder disfrutar de ella tibia tirando a caliente…

 

El contraste entre las frambuesas apenas cocidas, el chocolate cremoso, la masa crujiente es un festival de sabores y texturas en la boca y aunque la receta parezca larga, si tenéis todo a punto en la cocina, mientras los invitados terminan de comer se hornea y llega perfecta para los postres. O para la merienda…

 

¡Feliz lunes de Pascua!

 

Un día como hoy hace…

… 1 año: Chili con Carne a mi Manera

… 2 años: Tabulé de Mijo & Cacahuetes

… 4 años: Farfalle con Gambas, Alcachofa & Alga Nori

… 5 años: El Quatre-Quarts de Pierre Hermé

… 6 años: Ensalada templada de Judías Verdes, Alubias & Mollejas de Pato confitadas

… 7 años: Muffins de Salvado de Avena con Corazón de Chocolate

FELIZ LUNES DE PASCUA: TARTA DE FRAMBUESAS Y CHOCOLATE DE PIERRE HERME QUE BIEN PODRÍA SER UNA MONA

TARTA DE FRAMBUESAS Y CHOCOLATE DE PIERRE HERME*

Para 4/6 personas

Un molde redondo de 18/20cm

Para la masa

(¡Ojo! Sale masa para 2 moldes pero como no me gusta dividir los huevos por dos, siempre suelo preparar esta cantidad y congelar la segunda mitad en un molde lista para hornear)

140g de mantequilla a temperatura ambiente

75g de azúcar glas tamizado

50g de almendra molida muy fina

1/4cc** de sal fina

1/4cc** de semillas de vainilla

1 huevo grande ligeramente batido

245g de harina tamizada

Para el relleno

55g de frambuesas grandes FRESCAS (no usar congeladas ya que el resultado no tendría nada que ver, suelen soltar demasiada agua para esta receta)

145g de chocolate 70% Valrhona en nuestra tarta

115g de mantequilla cortada en 8 trozos

1 huevo grande

3 yemas grandes

2CS*** de azúcar blanquilla

Para servir

Unas cuantas frambuesas frescas

Para la masa

Empezamos preparando la masa. Batimos la mantequilla hasta obtener una masa lisa y sin grumos, muy cremosa. Añadimos el azúcar glas, la almendra molida, la sal, la vainilla y el huevo. Batimos con velocidad mínima procurando que no se quede nada pegado en el bol de la batidora. Poco a poco, en 3 o 4 veces, añadimos la harina y mezclamos lo mínimo para que se integre la harina pero sin trabajar la masa en exceso para que no quede dura.

Pesamos la masa en 2 trozos idénticos y con la ayuda de un rodillo vamos extendiendo la masa entre 2 hojas de papel vegetal o de papel film. La cortamos en forma redonda y reservamos en la nevera 1 hora o más para que se maneje con más facilidad.

Poco antes de preparar la tarta, forramos el molde con la masa que es algo delicada y la pinchamos por todas partes con un tenedor. Reservamos en la nevera hasta que esté el horno a punto.

Calentamos el horno a 180º y cocemos la base de la tarta cubierta con papel vegetal y algún peso por encima unos 20 minutos, quitamos el peso y el papel vegetal y cocemos unos 2/5 minutos más para que tome un bonito color dorado.

Dejamos que se enfríe desmoldado en una rejilla de pastelería antes de reservar en un lugar seco y fresco hasta el momento de montar la tarta.

Podemos preparar la masa con antelación (hasta un par de días antes o incluso congelarla) pero en cualquier caso para que la masa quede bien crujiente es mejor no hornearla demasiado tiempo antes de montar la tarta, como máximo unas 2/4 horas antes.

Para el relleno

(poco antes de comer el postre y al poder ser en el último momento)

Calentamos el horno con una rejilla en el centro a 180º con calor ventilado.

Repartimos las frambuesas sobre la masa que ya tenemos lista.

Al baño maría, derretimos por separado la mantequilla y el chocolate. Dejamos que se templen sobre los 50º (caliente pero sin más si tocamos con los dedos).

Con una espátula, añadimos el huevo batido al chocolate mezclando del centro del bol hasta fuera, procurando no integrar aire en la mezcla. Después, poco a poco vamos integrando las yemas siguiendo con el mismo movimiento circular del centre hacia fuera, seguimos con el azúcar y terminaremos con la mantequilla que verteremos poco a poco y sin parar de mezclar. Obtendremos una ganache lisa y brillante, sin grumos y muy untuosa.

La vertemos sobre las frambuesas y horneamos durante 11 minutos (¡hay que mirar y vigilar!): la tarta tiene que tener un aspecto mate, sin brillos pero sin estar tiesa en el centro.

Colocamos la tarta sobre la rejilla y dejamos enfriar 10 minutos ¡¡¡antes de disfrutar a tope!!!

Para servir

Servimos tibia con unas cuantas frambuesas frescas.

Bon profit!

 

Algunas informaciones útiles o no tan útiles

*La receta es de Pierre Hermé del libro Mes desserts au chocolat.

**cc: cucharita de café

***CS: Cuchara Sopera

Tal vez te apetezca también


0 Comments

Leave A Comment

Deja un comentario