Tarta de calabaza, ricotta y pesto (4) - copia

Parece que el sol por fin parezca aparecer por aquí, da gusto ver la primavera acercarse, con temperaturas más suaves y más horas de luz… Además que llevamos 2 primaveras seguidas metidos entre cajas o buscando piso así que no las hemos disfrutado tanto como se merecen. Pero este año, a disfrutar a tope y ¡¡¡a embotar mermelada de fresas cuando toque!!!

 

La tarta de hoy nos acompaña desde ya un par de años, en realidad desde que di con mi receta de masa a su vez ligera y crujiente, tuneable al infinito. Es una masa perfecta para cualquier relleno dulce o salado y con el toque de las semillas de amapola, tiene su encanto extra. Otras versiones de esta masa están en la tarta de ceps y avellanas o en la tarta de manzana clásica de Polyanna, por sólo quedarme con dos ideas.

 

El pesto es casero, preparado con esta receta. Cada verano cuando hay albahaca a más no poder, suelo preparar una buena cantidad que congelo en la cubitera de hielo y después los guardo en un tupper en el congelador. Así siempre tengo a mano pesto y no tiro ni una hojita de albahaca cuando se acercan las primeras heladas :o)

 Badge calabaza200

Sin más os dejo con la receta que bien os podría acompañar en los primeros picnics del año. Y pinchando aquí podréis encontrar muchas más recetas con calabaza.

 

¡Feliz fin de semana a todos!

 Tarta de calabaza, ricotta y pesto (3) - copia

TARTA DE CALABAZA, RICOTTA Y PESTO

Para 2/4 personas

 

Para la masa

100g de harina semi integral

25g de margarina sin hidrogenar

35g de leche desnatada

1CS* de semillas de amapola

Pizca de sal

 

Para el relleno

1 calabaza potimarron (la que se ve en la foto) pequeña de unos 400g

100g de ricota fresca

2CS* de pesto de albahaca

150ml de leche

2 huevos

1CS* de pipas de calabaza

 

Para la masa

En un cuenco, mezclamos la harina con la sal.

Añadimos la margarina cortada en trocitos y mezclamos para que se vaya impregnando la harina de margarina, hasta que obtengamos una textura arenosa.

Añadimos las semillas de amapola y la leche y amasamos lo mínimo para obtener una masa elástica.

Con un rodillo, la extendemos y colocamos la masa dentro de un molde previamente untado con un pelín de aceite si no es antiadherente.

Con un tenedor, pinchamos la masa por todas partes, sin miedo. Podemos reservar la masa tal cual en la nevera el tiempo de tener el relleno listo.

 

Para el relleno

Limpiamos bien la calabaza y la cortamos por la mitad. Quitamos las semillas con una cucharita y la cortamos en lonchas de 1cm aproximadamente conservando la piel si la calabaza que usamos lo permite. La cocinamos al vapor unos 12/15 minutos hasta que esté tierna pero sin deshacerse. Dejamos templar y escurrir para que no le quede agua.

Con una espátula, ablandamos la ricotta y le añadimos los huevos batidos y el pesto. Acabamos con la leche y ajustamos de sal y pimienta.

 

Calentamos el horno a 180º con calor ventilado.

Sobre la masa, que habremos pinchado por todas partes con la ayuda de un tenedor, colocamos la calabaza en forma de sol y terminamos repartiendo la masa de huevos y ricota. Espolvoreamos con las pipas de calabaza y horneamos durante 45/50 minutos.

 

Servimos caliente, templado o frío con una ensalada crujiente o una crema calentita.

 

Bon profit!

 

Algunas informaciones útiles o no tan útiles

 

* CS: Cuchara Sopera

nappetitre