UN POSTRE HELADO PARA CELEBRAR EL FIN DE SEMANA: SEMIFREDDO DE MORAS

Por fin, llevamos dos días de casi verano, tenemos un poco de sol (luz, bendita luz que echaba tanto de menos) y algo de calor… Relativo, que conste porque las noches son fresquitas. Pero con que el verano parisino siga así, ¡me conformo! Tiempo de vacaciones, y de helados y sorbetes caseros :o)

 

Así que para este fin de semana, os propongo un helado presentado en porciones individuales, ideal para comidas especiales. Se trata de un semifreddo. Son ideales en verano, porque se preparan en un momentito y quedan muy vistosos.

 

Yo usé moras para preparar este helado pero podéis usar cualquier fruta que os apetezca, en cuyo caso sólo tendréis que ajustar el nivel de azúcar a vuestro gusto.

 

Para darles una forma más vistosa, usé moldes de silicona con formas monas, pero podéis usar los moldes de aluminio de hacer flanes y os quedarán igual de ricos.

Y si estáis buscando más ideas de helados y sorbetes caseros, podéis pasaros por el índice de helados y sorbetes actualizado. ¡Os deseo un muy feliz fin de semana a todos!

UN POSTRE HELADO PARA CELEBRAR EL FIN DE SEMANA: SEMIFREDDO DE MORAS

SEMIFREDDO DE MORAS

Para 12 porciones individuales

 

Para el semifreddo

250g de puré de moras sin semillas

120g de petit suis escurrido

1CS* de miel suave

½ hoja de gelatina

190g de nata para montar

 

Para servir

Nata montada al gusto

Un poco de puré de moras o de coulis de frutos rojos

Frutos rojos al gusto

Galletas de mantequilla, merengue,…

Ralladura de limón

 

Para el semifreddo

Ponemos la gelatina en remojo con abundante agua fría.

En un cazo pequeño calentamos la mitad del puré de moras sin que llegue a hervir con la miel. Escurrimos bien la gelatina rehidratada y las añadimos mezclando bien en el puré de moras caliente.

En otro bol batimos el puré de moras con los petits suis y añadimos el puré de moras con gelatinas.

Montamos la nata hasta que nos quede bien firme pero sin pasarnos y la vamos añadiendo poco a poco a la mezcla anterior, con cuidado para que no se caiga la nata. La añadiremos en 3 tandas.

Vertemos en moldes de silicona individuales con forma de corona o de flor o si no tenemos, podemos usar las flaneras desechables de toda la vida.

Reservamos en el congelador por lo menos 3 horas o una noche.

 

Para servir

Sacaremos los semifreddi del congelador unos 10/15 minutos antes de servirlos y los decoramos al gusto de cada comensal. En mi casa, optamos por frutos rojos con nata montada, coulis de moras, un poco de ralladura de limón y un extra de galleta de mantequilla con tropezones de almendras… ¡irresistible!

 

Bon profit!

 

Algunas informaciones útiles o no tan útiles

*CS: Cuchara Sopera