ROLLITOS DE PLÁTANO CON CHOCOLATE AL HORNO

Copie-de-Nems-choco-banane--17-.JPG

La pasta filo es una pasta muy fina y delicada que ofrece muchas posibilidades a la hora de realizar recetas dulces o saladas. No necesita freírse, sale mejor al horno, con un toque dorado muy apetitoso y un crujiente ligero y sabroso.

 

Me encanta la pasta filo porque da mucha latitud para la presentación de las recetas: puedes crear formas distintas (flores, rollitos, barquitos,…) dándoles en pocos minutos un toque espectacular a recetas sencillas, rápidas y sanas.

 

Esta masa, que solo contiene harina blanca, sal y agua, es delicada de preparar, lo más sencillo es comprarla lista en los supermercados en paquetes de unas 30 hojas. Como suelen tener una fecha de caducidad de 3 o 4 meses como mínimo, si cierras bien el paquete, siempre te sale una manera de usar las que te sobren.

 

Una de sus particularidades es secarse muy rápido, así que cuando saques la pasta filo de su paquete, el relleno, los moldes, la bandeja de horno, todo tiene que estar listo para ir lo más rápido posible. Y solo tienes que sacar las hojas que necesites y volver a cerrar bien (con celo) el paquete con las que te sobren para usarlas en otra receta.

 

Su otra particularidad es la sencillez con la que se puede usar: cualquier tipo de relleno le conviene siempre y cuando esté bien seco para no remojar demasiado la pasta filo.

 

Las recetas tradicionales suelen usar mucha mantequilla fundida para cubrir cada hoja de pasta filo con una buena cantidad de grasa. La verdad es que no necesita tanta para tener un aspecto espectacular y una textura crujiente y sofisticada.

 

Hoy, os propongo un postre ligero que solemos hacer cuando nos sobran 2 o 3 hojas de pasta filo y que no queremos ni guardarlas más, ni tirarlas.

 

Y para que os animéis, os iré dando varias recetas las próximas semanas para que aprovechéis por lo menos un paquete de pasta filo.

 

¡Atrévete con la pasta filo, verás que tu imaginación es el único límite!

Copie-de-Nems-choco-banane--3-.JPG

Rollitos al horno de plátano con chocolate

para 2 o 3 personas

 

3 hojas de pasta filo

1 plátano pequeño

25g de chocolate para repostería

½ cc* de aceite de girasol

1 CS** de agua o de zumo de fruta

 

Pelar el plátano y cortarlo en 24 rodajas.

Rallar el chocolate.

Cortar las hojas de pasta filo en 2 con tijeras sin romperlas.

Coger ½ hoja de pasta fila y rellenarla con 4 rodajas de plátano, espolvorear con el chocolate rallado y formar el rollito de la siguiente manera:

1 Colocar el plátano y el chocolate

2 Tapar el plátano y el chocolate con la parte inferior de la pasta filo

3 Doblar los lados hacia el interior

4 Darle vueltas al rollito para que quede bien cerrado y sujeto. El rollito está acabado.

Diapositiva1.jpg

Preparar de la misma manera los otros 5 rollitos.
Calentar el horno a 180°.

Batir enérgicamente ½ cc de aceite con el zumo de fruta y con un pincel, “pintar” los rollitos.

Depositar los rollitos en una bandeja de horno cubierta con un teflón y hornear 20-25 minutos hasta que los rollitos se queden bien doraditos y crujientes.

Servir caliente.

También se puede acompañar con helado de vainilla para un placentero contraste entre el crujiente y el suave, el frío y el caliente.

 

Bon profit!

 

Algunas informaciones útiles o no tan útiles

* ½ cc : media cucharita de café

** CS : cuchara sopera

3P por persona para 2 personas (o 2P para 3 personas)

Assiettebis.png

Tal vez te apetezca también


3 Comments

Leave A Comment

Deja un comentario

  • ana, 19 de marzo de 2014 Responder

    HALO CHICA ESTAN BUENAS TUS RECETAS PERO SIN IMAGEN NO SON ATRACTIVAS , GRACIAS

  • Mari carmen, 30 de agosto de 2012 Responder

    Palmira no se que ha pasado!!!te he perdido la pista y la verdad que se te echa de menos jejejeje.me gusta mucho tu receta me la quedo...besetes guapa

    • Palmira, 31 de agosto de 2012 Responder

      Nos hemos tomado unas vacaciones largas este año, entre escasa conexión a internet y ganas de desconectar después de una mudanza movidita :O)

      Pero ya estamos de vuelta, con ideas y recetas nuevas rondando por la cabeza jejeje

      Besos, guapa.

      Palmira