RETO RECETAS VEGANAS PARA TOD@S: COBBLER DE FRESAS VEGANO & SIN GLUTEN

Ya volvemos a estar al fin de semana y seguro que a muchos es el momento en el que más os apetece preparar algo dulce para terminar la comida. La receta de hoy aprovecha las primeras fresas francesas del mercado.

El cobbler se compone de una base de frutas o verduras por encima de la cual se van echando cucharadas de masa, no es un crumble, no es un bizcocho, es un cobbler :o)

En el blog podéis encontrar el exquisito cobbler de melocotón y bourbon en versión dulce pero os puedo asegurar que el cobbler de tomate es una pasada también.

Me di cuenta que sería una receta muy fácilmente adaptable a la dieta vegana por lo cual me puse manos a la obra y aquí tenéis nueva receta para el reto Recetas Veganas para Tod@s cuyas recetas podéis ver pinchando aquí.

¡Feliz fin de semana!

Hoy...

COBBLER DE FRESAS VEGANO & SIN GLUTEN

Para 4 personas

Para la base de fresas

650g de fresas preparadas

10g de maicena

1 pizca de flor de sal

25g de azúcar demerara (o moreno)

El zumo de medio limón sin pulpa

Para la masa del cobbler

90g de harina sin gluten (usé una base de harina de arroz, con fécula de maíz y de patata)

2CS* de harina de almendra

25g de azúcar moreno

1cc** de levadura tipo Royal

1 pizquita de flor de sal

45g de aceite de coco

145g de nata de avena (o cualquier nata vegetal al gusto, la de almendra también queda muy bien)

Para la base de fruta

En un bol grande, mezclamos todos los ingredientes de la base de fresas (cortadas en 2 o 4 según su tamaño) y dejamos macerar unos 30 minutos a temperatura ambiente. Este etapa no es indispensable pero si mejora la melosidad de la fruta.

Al cabo de este tiempo repartimos la fruta en unos cuencos aptos para horno, ligeramente engrasados con un poco de aceite.

Para el cobbler

Mezclamos la harina con la levadura, la flor de sal, el azúcar moreno. Añadimos la mantequilla  de coco y mezclamos para obtener una masa arenosa donde los trocitos de mantequilla de coco están repartidos.

Añadimos la nata de avena y mezclamos lo justito hasta integrar los ingredientes pero sin amasar para que la masa no se quede dura.

Reservamos en la nevera unos 15 minutos como mínimo. La masa es blanda, pero es normal, con el frío tomará cuerpo suficiente.

Para servir

Calentamos el horno a 180º con calor ventilado.

Horneamos las fresas preparadas durante unos 10/15 minutos hasta que empiecen a confitarse. Si veis que toman color muy rápido, los podéis tapar con papel de plata.

Al cabo de este tiempo, vamos formando con 2 cucharas unas bolas de masa de cobbler y las vamos repartiendo por encima de la fruta.

Volvemos a meter en el horno durante unos 15/20 minutos, sabréis que está listo cuando el cobbler tiene un bonito color dorado. Y el olor lo dejará muy claro :o)

Sacamos del horno y dejamos reposar unos 10 minutos para que los jugos tomen cuerpo y servimos templado con una bola de helado de vainilla o crème fraîche, como más nos apetezca.

Bon profit!

Algunas informaciones útiles o no tan útiles

* CS: Cuchara Sopera

** cc: cucharita de café

Posts relacionados


0 Comments

Leave A Comment

Deja un comentario