Crevettes au citron confit et son risotto de tête-copia-1

 

En casa ya estamos en época pre-primaveral ;o) Esto significa que estamos vaciando la despensa, el congelador, los cajones,… y que vamos cocinando con lo que sobre.

 

Es una manera de acabar todas aquellas cosas que sólo hayas usado una vez o que se han escondido en un rincón de la despensa. También permite comprobar las fechas límite de consumo y… ¡liberar espacio para las mermeladas y conservas que van a ir llegando a lo largo de la primavera y del verano!

 

Así que la receta de hoy es una suma de sobras: todo empezó con unas gambas perdidas en el congelador.

 

Al principio sólo tenía pensada la receta con gambas, pero al ver todas las cáscaras y cabezas de las gambas en el plato decidí preparar un caldo con ellas.

 

Y cuando el caldo estuvo a punto, me acordé de aquel paquete de arroz para risotto abierto desde de no sé cuando…

 

Y después ¿porque no añadirle unas cuantas verduritas de víspera de compras al mercado?

 

Ya veis, de una idea nace otra, y otra y… ¡nace un nuevo plato casero estrella, sano y de rechupete!

aprovechame 

Con esta receta, participo a la rica idea de Laura “Aprovéchame” que nos invita a cocinar con sobras y sabor desde su blog Sano y de rechupete.

 

¡¿No quedó mal por ser todo cosas sobrantes, he?!

 Crevettes au citron confit et son risotto de tête-copia-2

PAPILLOTE DE GAMBAS AL LIMÓN CONFITADO Y CÚRCUMA, CON SU RISOTTO DE CABEZAS DE GAMBA

para 4 personas

 

1 calabacín grande salteado en dado o cocido al vapor

3 cebolletas tiernas

½ limón confitado a la sal

36 gambas grandes

1CS* de cúrcuma

4CS* de cilantro picado

2cc** de aceite de oliva

1 lima o 1 limón

250g de arroz arborio para risotto

1 vasito de vino blanco

 

Pelamos las cebolletas conservando un poco de su parte verde  y las cortamos muy finitas. Con1 cc** de aceite de oliva las doramos en una sartén.

Pelamos las gambas, conservando sólo la cáscara en la parte de la cola y conservamos las cáscaras y las cabezas.

Calentamos el horno a 180º.

 

Para el caldo

En una cazuela un poco honda, calentamos 1cc** de aceite de oliva y doramos unos 2 minutos las cáscaras y las cabezas de las gambas. Salpimentamos y le echamos 75cl de agua filtrada.

Dejamos que hierva, bajamos el fuego y dejamos que se haga el caldo unos 10 minutos. Lo colamos, “apretujando” bien para que salga todo el sabor.

 

Para los papillotes

Crevettes au citron confit et son risotto de tête de gamba

Repartimos entre 4 papillotes (de silicona idealmente) las gambas peladas, el cilantro, el limón confitado picadito, el zumo de lima o limón y la cúrcuma y las 2/3 partes de la cebolleta rehogada.

Cerramos los papillotes y horneamos unos 15 minutos.

 

Para el risotto

Volvemos a calentar la cebolleta sobrante, y le añadimos el arroz.

Mezclar bien a fuego fuerte hasta que el arroz se transparente.

Vertemos el vaso de vino blanco, mezclamos y dejamos que se evapore totalmente el vino.

Cuando ya no quede vino y el arroz esté casi seco, verter un cucharón de caldo hirviendo (es importante que el caldo que se la vaya añadiendo al arroz esté siempre muy caliente), bajamos el fuego y mezclamos bien.

Cuando ya no quede caldo (¡hay que vigilar para que no se queme!), otro cucharón de caldo, mezclamos de nuevo y así seguimos unos 15/18 minutos hasta que el arroz esté en su punto. Cuando esté le añadimos el calabacín cocido, mezclamos y ya está listo para comer.

El tiempo exacto y la cantidad de caldo que necesitarás dependen de la marca de arroz, o sea que no queda más remedio que ir probando hasta que esté a tu gusto.

 

Para servir

Sacamos los papillotes del horno con cuidado, servimos el risotto y las gambas, salseando con el jugo que haya soltado en el papillote.

 

Bon profit!

 

Algunas informaciones útiles o no tan útiles

* CS: Cuchara Sopera

** cc: cucharita de café

 

8 ProP por persona el plato completo

o 2 ProP sólo las gambas sin el risotto

 

 Assiettebis.png