Bizcocho de manzana con polenta y ricotta (19) - copia

Aquí me tenéis otro mes compartiendo una receta de tarta de manzana para participar al reto que Marhya y Lola nos proponen el 10 de cada mes. El mes pasado, mi aportación fue una ¿tarta? 100% manzana que os recomiendo porqué en casa está arrasando, creo que será el éxito de este invierno :o)

Aquí podéis ver todas mis propuestas para el reto tarta de manzana.

 Banner Reto Tarta de Manzana

Este mes, os traigo una manera distinta de preparar una rica tarta de manzana, con total inspiración italiana y sin usar ni una pizca de harina. El resultado es sorprendente, tierno y sabroso, con apenas grasas ya que la ricotta da mucha textura por pocas calorías, en Italia se suele usar mucho para los rellenos tipo quiche donde no suelen usar nata (que suelen reservar para otro tipo de recetas).

 Bizcocho de manzana con polenta y ricotta (3) - copia

Es un postre dulce pero sin exceso o una merienda reconstituyente después de jugar en la nieve, que además tiene la gran ventaja de poderse endulzar como más nos convenga, sale igual de rica con miel o con azúcar por lo que hemos probado en casa.

 

Ahora estoy definitivamente convencida que la polenta es una maravilla en los dulces como en estas natillas de polenta, pomelo y azafrán :o)

 Natillas de polenta y pomelo (7)

Por cierto, ¡¡¡no os olvidéis de ir a ver las maravillas que han preparado Marhya y Lola para el reto de este mes!!!

 Bizcocho de manzana con polenta y ricotta (16) - copia

TARTA DE MANZANA CON POLENTA Y RICOTTA

Para un molde redondo de 15cm

 

35g de polenta rápida

100g de ricotta

1 huevo grande

2 manzanas pequeñas

25g de azúcar moreno

1cc* de levadura tipo Royal

La piel rallada de un limón + su zumo

Un poco de mantequilla o de aceite para el molde

 

Pelamos las manzanas y las cortamos en lonchas finitas como para una tarta de manzana clásica. Rociamos con el zumo de limón y reservamos.

Con una espátula, ablandamos la ricotta y le añadimos la polenta, el azúcar y la levadura.

Añadimos la piel rallada del limón y el huevo, mezclamos bien hasta obtener una masa homogénea.

Calentamos el horno a 180º.

En un molde previamente untado con aceite o mantequilla si no es de silicona, vertemos la mitad de la masa.

Encima, colocamos las manzanas formando un sol y hundiéndolas un poco en la masa.

Cubrimos con la masa que nos sobra y alisamos bien la superficie.

Horneamos a 180º durante unos 30 minutos, sin pasarnos ya que el corazón del bizcocho tiene que quedar tierno.

Dejamos enfriar o templar y espolvoreamos con un poco de azúcar glas antes de servir.

 

Bon profit!

 

Algunas informaciones útiles o no tan útiles

*cc: cucharita de café

Assiettebis.png