MERMELADA DE PRUNAS REINETAS, VAINILLA & GEWURZTRAMINER


Mermelada de prunas reinetas y vino gewurztraminer (5)

Aquí llegamos con la segunda entrega de mermelada casera, después de la mermelada de albaricoques y falsas almendras. Esta idea la teníamos en mente desde hace varios años pero no nunca nos habíamos lanzado.

  Mermeladas 8628

Este año, ya que estábamos la mar de animados por el tema de las mermeladas aprovechamos el hecho de que las prunas reinetas además de estar riquísimas estaban muy bien de precio.

 

El resultado es una mermelada con un color dorado intenso, y un sabor donde la vainilla resalta todos los matices del Gewurtzraminer, un vino dulce alemán, muy aromático y sabroso. La combinación es fantástica y la mermelada al final no contiene alcohol, sólo un increíble y rico sabor.

 

Es una mermelada que se prepara en 2 tiempos: una primera cocción corta, para ayudar a que los aromas de la fruta y de la vainilla se mezclen y una segunda cocción para darle cuerpo a la mermelada sin perder los aromas del vino. No es muy difícil, sólo hay que organizarse un poco más.

I Concurso de recetas, cocinando en un rincón del mundo

Aprovecho esta receta para participar en el I concurso de recetas del blog Cocinando en un rincón del mundo que nos invita a preparar una receta con fruta para celebrar su 1º cumpleblog. Para mi las mermeladas caseras son la mejor manera de saborear fruta en su pleno sabor a lo largo del año, así que me parecen perfectas para el concurso.

 

Si nunca has probado mermeladas con alcohol, ¡anímate!

Y seguro que no lo lamentas ;o)

 

 Mermelada de prunas reinetas y vino gewurztraminer (9)

MERMELADA DE PRUNAS REINETAS,

VAINILLA & GEWURZTRAMINER

para unos 7 potes

 

1,350kg de prunas reinetas sin hueso (o sea 1,700kg más o menos)

750g de azúcar (para mermeladas idealmente)

30cl de vino gewurztraminer (o un vino dulce muy aromático)

1 vaina de vainilla

2 sobres de gelificante para mermelada (opcional, pero recomendable según la fruta)

 

Pasamos las prunas reinetas por agua y las dejamos que se escurran. Les quitamos el hueso partiéndolas por la mitad.

Vamos colocando las reinetas en un cuenco grande.

Las mezclamos con el azúcar, los granitos negros de vainilla y la vaina de vainilla cortada por la mitad  y dejamos que se funda hasta formar algo parecido a un almíbar (entre 1 y 2 horas según la temperatura ambiente).

Vertemos en un caldero para mermeladas y calentamos hasta que rompa a hervir. Paramos el fuego y lo pasamos en un cuenco grande. Lo tapamos con papel film y lo reservamos en la nevera por lo menos 12 horas (yo la suelo dejar una noche completa y preparar la mermelada la mañana siguiente).

 

El día siguiente

Volvemos a pasar la mermelada en el caldero para mermeladas y calentamos a fuego fuerte mientras removemos constantemente para que no se pegue.

Dejamos cocer unos 7 minutos y probamos el punto con la prueba del platito*.

Si es preciso, añadimos los sobres de gelificante según las instrucciones del paquete.

Cuando la mermelada esté en su punto, vertemos el vino, mezclamos bien y dejamos hervir 2 minutos más.

Según nuestro método favorito, espumamos con la ayuda de una espumadera o usamos un trocito de mantequilla para quitar la espuma por algún milagro químico**.

Ponemos la mermelada todavía hirviendo en los potes bien limpios y secos.

Los dejamos boca abajo hasta que se enfríen.

Esperamos unas 72h antes de esterilizar o pasteurizar*** la mermelada.

 

Bon profit!

 

Algunas informaciones útiles o no tan útiles

*La prueba del platito

Ya sé que existen varios métodos serios para averiguar si la mermelada está lista o no. Pero a mí, la que más me gusta, es la que suele usar mi abuela: cuando se empieza a preparar la mermelada, se pone un platito en el congelador y cuando se quiere averiguar si la mermelada está en su punto, se vierten una o dos gotas de mermelada sobre el platito. Si se corren en el plato, hay que añadirle algún tiempo de cocción. Si se aguantan, esto significa que la mermelada está lista.

Pero nunca hay que olvidar que todas las frutas no “cuajan” de la misma manera, o sea que la mermelada de fresa nunca será naturalmente tan firme que la de plátano por ejemplo.

 

** He descubierto hace poco que añadiendo un trocito de mantequilla en la mermelada cuando está hirviendo, desaparece la espuma como por arte de magia. Ya lo comenté en la receta de mermelada de albaricoques con falsas almendras, esta opción permite sacar un pote de mermelada más y te ahorras el esfuerzo de quitar la espuma a mano.

 

*** Esterilizar o Pasteurizar mermelada casera

Suelo usar menos azúcar en mis mermeladas que en las recetas clásicas. Para que me duren meses (¡e incluso años!), siempre las esterilizo. ¿Cómo? Es muy sencillo: en la olla presión, 5 minutos al 2. ¡Y ya está! Así las puedo conservar varios años: algunas que se habían escondido en el trastero incluso duraron 3 años (más la verdad es que no lo sé porque ¡¡¡nunca he tenido mermeladas que duren tanto!!!).

1ProP por cada 3 cucharas soperas

Assiettebis.png

Tal vez te apetezca también


28 Comments

Leave A Comment

Deja un comentario

  • Yolanda, 22 de enero de 2013 Responder

    Hola, me gustan mucho tus recetas porque siempre son muy originales. Pero me gustaría que me aclararas una duda. ¿Cómo quedaría si sustituyéramos el vino alemán por un Pedro Ximénez o similar?

    • Palmira, 25 de enero de 2013 Responder

      ¡Hola Yolanda!

      He tardado un poco porqué lo querñia consultar con el experto en vinos de la casa :o)

      Lo que más se parecería sería un moscatel, aunque no tiene los mismos matices de sabor que el gewurztraminer que sabe a rosa y a litchis pero tendría que quedar muy bien.

      Con un Pedro Ximénez, no lo he probado nunca pero tampoco creo que saldría mal aunque diferente, sería cuestión de probarlo y ver qué tal salen las mermeladas con esta combinación!

      Saludos,

      Palmira

  • glutoniana, 09 de septiembre de 2011 Responder

    Pues ésta también debe estar muy rica también.

    ¿Dónde compras el gelificante? No lo había oído nunca...

    • Palmira, 10 de septiembre de 2011 Responder

      Ésta ya es más para ocasiones especiales (cuando los suegros vienen a desayunar en casa por ejemplo jajaja), pero es tan rica que da pena cuando se nos acaba ;o)

      El gelificante lo encuentro en la mayoría de supermercados en Andorra, así que aprovecho cuando subimos a ver a mi familia.

      El gelificante que usamos es básicamente pectina de manzana, alguna vez he comprado en herbolarios la pectina sola pero el precio es más elevado...

      Petonets,

      Palmira

  • vincent, 08 de septiembre de 2011 Responder

    Hola,

    Su blog ha captado nuestra atención por la calidad de sus recetas.

    Agradeceríamos que lo registre en Ptitchef.com para poder indexarlo.

    Ptitchef es un directorio que referencia los mejores sitios web de
    cocina. Cientos de blogs ya se han inscrito y disfrutan de Ptitchef
    para darse a conocer.

    Para suscribirse a Ptitchef vaya a
    http://es.petitchef.com/?obj=front&action=site_ajout_form o en
    http://es.petitchef.com y haga clic en "Anade tu blog " en la barra la
    parte superior.

    Atentamente,

    Vincent

    • Palmira, 08 de septiembre de 2011 Responder

      ¡Muchas gracias Vincent!

      Cuando tenga un poco de tiempo, iré a mirar ;o)

      Un saludo,

      Palmira

  • Erika, 08 de septiembre de 2011 Responder

    No puedo creerlo! Todos esos tarros! Palmi, madre mía que trabajo! Nunca hice esa cantidad de mermelada. Creo que en mi casa sería peligroso porque mi cálculo es un tarro por semana o sea que no
    me pongo a hcar para todo el año , ni loca! De ciruelas con alcohol mmm que rico!

    Cariños

    • Palmira, 08 de septiembre de 2011 Responder

      Sinceramente, no me doy cuenta de la cantidad de trabajo porqué las voy preparando a lo largo del año y de las vacaciones, así que los esfuerzos se van repartiendo ;o)

      Nosotros solemos comer 2 botes por semana, así que ves, todavía me faltan unos cuantos para llegar al año próximo jajaja

      Besos,

      Palmira

       

  • miquel, 07 de septiembre de 2011 Responder

    ala que cuando te ponen a hacer mermelada no te conformas para un año con tantos potes no me estraña que te duran 3 años.Divina mermelada esta de las prunas reinetas.

    beso

    miquel

    • Palmira, 08 de septiembre de 2011 Responder

      No las hago todas el mismo día, cuidado... ¡qué es el trabajo de todo un año de esfuerzos jajaja!

      Voy preparando según la fruta que esté bien de precio a lo largo del año, así que nunca se me hace pesada la cosa, que cuando le has pillado el punto a la mermelada es cuestión de una hora por
      tipo de mermelada ;o)

      Peto,

      Palmira

  • ANABDN, 07 de septiembre de 2011 Responder

    No he probado este vino, pero imagino el sabor que deja al evaporarse el alcohol más la vainilla.

    Suerte en el concurso.

    Besos.

    • Palmira, 07 de septiembre de 2011 Responder

      Me encanta el toque de alcohol en los postres y en la mermelada la combinación fruta+ aromas del vino me ha abierto un mundo de posibilidades jajaja

      Muchas gracais,

      Besos,

      Palmira

  • Marhya, 07 de septiembre de 2011 Responder

    Palmira, otra mermelada super especial, original y seguro que riquísima. Me tienes admirada.

    Besos.

    • Palmira, 07 de septiembre de 2011 Responder

      ¡Muchas gracias Marhya! La que me tienes admirada eres tú, tanta energía, tantos proyectos, tantas ideas ricas y listas en 5 minutos, vamos que puedes con todo!!!

      Besos,

      Palmira

  • Cuinera, 06 de septiembre de 2011 Responder

    Muchas gracias Palmira por participar en el concurso! por cierto si te sobra algún tarro ya sabes... ejje.

     

    Mucha suerte. Besos

    • Palmira, 07 de septiembre de 2011 Responder

      Muchas gracias a tí por organizarlo ;o)

      Ya te cuento algo, si me sobra alguno al mes de mayo del 2012... que este año no nos sobró ni uno (excepto los 3 que se habían "colado" en el armario de la ropa jajaja

      Besos,

      Palmira

  • Ade, 06 de septiembre de 2011 Responder

    Me encantan las prunas reinetas, mi padre tiene excedente hoy en el almacén, asique...es posible que me anime! Quizás no me arriesgue aún al toque del vino... Me da un poco de miedillo... Ya te
    contaré!!

    Besazos gallegos!

    • Palmira, 06 de septiembre de 2011 Responder

      ¡Qué suerte lo del excedente! Bueno, no creo que tu padre lo vea igual ;o) 
      Las reinetas me chiflan, con romero son una pasada y con un vino dulce un pecado ;o)

      No te preocupes por lo del sabor, no sabe a vino, sólo se conservan los aromas del vino, además el alcool ayuda la mermelada a tener más cuerpo.

      Besos !!!!

      Palmira POP

  • Sole, 06 de septiembre de 2011 Responder

    ¿prunas? ya voy a ir a buscar más info para ver cómo se llaman por acá. me interesa lo del vino, jeje

    • Palmira, 06 de septiembre de 2011 Responder

      ¿ciruelas tal vez? Si quieres ver una foto, hay unas parecidas (no son exactamente las mismas pero tal vez ayude) en foto aquí.

      El toque del vino es interesante porqué no queda alcohol, sólo los aromas del vino ;o)

      Besos,

      Palmira

  • Arham, 06 de septiembre de 2011 Responder

    que buenas estas mermeladas con esos toques originales.

    saludos

    • Palmira, 06 de septiembre de 2011 Responder

      Son detalles pero les da un punto especial a las mermeladas más sencillas y caseras.

      Además serán unos regalos perfectos para estas Navidades ;o)

      Besos,

      Palmira

  • Silvia, 06 de septiembre de 2011 Responder

    Hola PAlmira!!WQUe tal las vacaciones,como está la muñeca?...Chica esto es más que una mermelada,que curiosa receta,toda una delicatessen verdad...oye por ejemplo,con que vino dulce se podría
    hacer que sea fácil de tener....una receta muy atractiva.

     

    Bienvenida al nuevo curso escolar..jeje

     

    Cariños

    • Palmira, 07 de septiembre de 2011 Responder

      La muñeca, encantada con sus vacaciones, ahora ya sabe recoger patatas en el huerto, colectar tomates (bueno se los come antes de que lleguen en la cesta...) y echarse al mar sin miedo (nosotros
      un poco de miedo por ella si que tenemos jejeje).

      Es una mermelada para días especiales ;O) Se lo comenté a mi marido (el experto en vinos de la casa) y me comentó que un moscatel daría buenos resultados, no idéntico pero muy parecido, así que
      ya sabes, si te queda algo de Moscatel de Sant Joan ...

      Besos,

      Palmira

  • Laube, 06 de septiembre de 2011 Responder

    Palmira, no me lo puedo creer!!!! Has hecho ese montón de tarros de mermelada!!!! De verdad!. Qué barbaridad, mi niña!!!!

    Yo estoy ahora con peras... un montonazo de peras sanjuaneras retrasadas en su recolecta.... jejejejejej

    El truco del platito lo conocía y lo practico y me resulta, ehhhhhhh.

    Tus mermeladas son deliciosas, sólo por el color ya lo sé.

    Un besote preciosa

    • Palmira, 06 de septiembre de 2011 Responder

      Pues no te creas, todavía tengo un par de ideas jajaja 

      Y eso que vivimos en un pisito y que no tenemos huerto, que si llegamos a tener casa grande y huerto ni te cuento...

      Y sabes lo mejor de todo, es que en mayo del año próximo diremos: ¡¡¿¿pero cómo puede ser que no nos queden mermeladas??!!

      Besos,

      Palmira

  • kako, 06 de septiembre de 2011 Responder

    Cuantas mermeladas has hecho!!!!, envidiable, yo esta temporada, con las vacaciones, quedé fuera, he preparado muy pocas.

    Nunca he probado una con vainilla, debe ser muy rica, además ese vino es de mis preferidos.

    Me guardo la receta para hacera ya.

    Gracias y muchos cariños!

    • Palmira, 06 de septiembre de 2011 Responder

      El vino es delicioso y combinado con la vainilla se potencia mucho su sabor.

      Para serte totalmente sincera, preparé 2 tandas de mermelada, una con vainilla y otra sin vainilla... pues la cosa no tiene nada que ver, la vainilla le da un realce increíble al vino.ç

      Me pasa lo mismo con la mermelada de membrillo, que sin vainilla le falta algo;o)

      Ya me contarás!

      Besos,

      Palmira