Mermelada de plátano y chocolate (4)

Cada verano, al regresar de vacaciones, siempre comparto algunas recetas nuevas de mermelada. Esto os podría dejar imaginar que en casa sólo se preparan mermeladas en verano y en primavera.

 

Pero en realidad preparamos varios sabores a lo largo del año, aprovechando del mejor momento para cada ingrediente.

Mermelada de plátano y chocolate del desayuno (4) 

Hoy os traigo una de las mermeladas favoritas de mi marido, una combinación clásica e irresistible de plátano y chocolate, el color no es el más sexy del mundo pero el sabor… ¡si lo es!

 

Y si os gustan las mermeladas con plátano, seguro que la de plátano, ron y vainilla también os encantará.

 Mermelada de plátano y chocolate del desayuno (3)

Obviamente podemos disfrutar de esta mermelada con un buen pan casero de espelta pero para una ocasión especial, no dudéis en acompañarla como en las fotos de un brioche con chocolate preparado con masa madre… ¿a que apetece?

Mermelada de plátano y chocolate (1) 

MERMELADA DE PLÁTANO Y CHOCOLATE

Para unos 5 botes dependiendo del tamaño

 

1,5kg de plátanos pelados (unos 2 kg sin pelar)

550g de azúcar normal (no es necesario azúcar para mermelada ya que el plátano no suelta agua)

200g de zumo de naranja

300g de chocolate negro 70%

 

Pelamos los plátanos y los cortamos en rodajas no muy finas.

Pasamos por la batidora unos 500g de estos plátanos hasta transformarlos en un puré fino.

Mezclamos conjuntamente las rodajas de plátano, el puré de plátano, el zumo de naranja y el azúcar.

Lo tapamos con papel film y dejamos un par de horas (o una noche completa en la nevera) hasta que el azúcar forme un almíbar con la fruta.

Vertemos esta mezcla en un caldero para mermeladas y ponemos a fuego vivo hasta que rompa a hervir.

Removemos constantemente para que la mermelada no se nos queme.

No es necesario espumar ya que no se forma espuma en esta mermelada.

Dejamos cocer unos 7 minutos y probamos el punto con la prueba del platito*.

Cuando la mermelada esté en su punto, la vertemos todavía hirviendo en los potes previamente escaldados y los dejamos boca abajo.

Esperamos por lo menos 48h antes de pasteurizar** la mermelada si no la vamos a consumir en unas semanas. Así te durarán 2 o 3 años… ¡si no te las comes antes!

 

Bon profit!

 

Algunas informaciones útiles o no tan útiles

* La prueba del platito

Ya sé que existen varios métodos serios para averiguar si la mermelada está lista o no. Pero a mí, la que más me gusta, es la que suele usar mi abuela: cuando se empieza a preparar la mermelada, se pone un platito en el congelador y cuando se quiera averiguar si la mermelada está en su punto, se vierten una o dos gotas de mermelada sobre el platito. Si se corren en el plato, hay que añadirle algún tiempo de cocción. Si se aguantan, esto significa que la mermelada está lista.

Pero nunca hay que olvidar que todas las frutas no “cuajan” de la misma manera, o sea que la mermelada de fresa nunca será naturalmente tan firme que la de plátano por ejemplo.

 

** Pasteurizar mermelada casera

Suelo usar menos azúcar en mis mermeladas que en las recetas clásicas. Para que me duren meses (¡e incluso años!) a pesar de esto, siempre las esterilizo. ¿Cómo? Es muy sencillo: en la olla presión, 5 minutos al 2. ¡Y ya está! Así las puedo conservar varios años: algunas que se habían escondido incluso me duraron 3 años (más la verdad es que no lo sé porque ¡¡¡nunca he tenido mermeladas que duren tanto!!!).

Assiettebis.png