Mermelada de melocotón y cerveza (15)

Este año todavía no he superado la frustración de no poder preparar mermelada de fresa en primavera porque estábamos en plena mudanza y no estábamos por el tema de preparar conservas… Así que este verano, no hemos parado, probado muchas combinaciones nuevas como la mermelada de piña y calabacín con cilantro o nuestro clásico favorito, la mermelada de melocotón y azafrán.

 Mermeladas y más mermeladas (4) - copia

La mermelada de hoy, con sólo 3 ingredientes, ¡¡¡está de infarto!!!

 

Nadie sabrá cual es el origen del increíble sabor de esta mermelada pero seguro que no te quedará ni una cucharita en el bote :o) Vamos que ya nos hemos comido un par de botes y que todavía estamos (oficialmente) en verano. Deseo os guste tanto como otras mermeladas que podéis encontrar aquí :o)

 Mermelada de melocotón y cerveza (7)

MERMELADA DE MELOCOTÓN Y… ¡CERVEZA!

Para unos 5/6 botes dependiendo del tamaño

 

1,2kg de melocotones pesados pelados y sin hueso

800g de azúcar para mermeladas

330 ml de cerveza rubia

1 trocito de mantequilla pequeño (opcional, para desespumar si fuera necesario)

 

Cortamos el melocotón en láminas finas y le añadimos el azúcar, mezclamos bien y dejamos macerar unas horas para que el azúcar forme algo parecido a un almíbar. Iremos mezclando un par de veces.

 

Cuanto estemos listos, lo echaremos todo en el caldero de hacer las mermeladas y calentaremos a fuego fuerte hasta que rompa a hervir. En este momento añadiremos la cerveza y os aconsejo que vigiléis porque espumará  mucho mucho y tendréis que estar pendientes para que no se escape, mezclando sin parar.

 

Removemos constantemente para que la mermelada no se nos pegue y escape.

Dejamos cocer unos 7 minutos y probamos el punto con la prueba del platito*.

Si no está todavía en su punto, mantendremos la ebullición unos 2 minutos más, mezclando sin parar.

Cuando la mermelada esté en su punto, si sigue con mucha espuma le echamos el trocito de mantequilla, damos un hervor y vertemos la mermelada todavía hirviendo en los potes previamente escaldados y los dejamos boca abajo.

Esperamos por lo menos 48h antes de pasteurizar** la mermelada si no la vamos a consumir en unas semanas. Así te durarán 2 o 3 años… ¡si no te las comes antes!

 

Bon profit!

 

Algunas informaciones útiles o no tan útiles

* La prueba del platito:

Ya sé que existen varios métodos serios para averiguar si la mermelada está lista o no. Pero a mí, la que más me gusta, es la que suele usar mi abuela: cuando se empieza a preparar la mermelada, se pone un platito en el congelador y cuando se quiera averiguar si la mermelada está en su punto, se vierten una o dos gotas de mermelada sobre el platito. Si se corren en el plato, hay que añadirle algún tiempo de cocción. Si se aguantan, esto significa que la mermelada está lista.

Pero nunca hay que olvidar que todas las frutas no “cuajan” de la misma manera, o sea que la mermelada de fresa nunca será naturalmente tan firme que la de plátano por ejemplo.

 

** Pasteurizar mermelada casera – El método en imágenes está aquí.

Suelo usar menos azúcar en mis mermeladas que en las recetas clásicas. Para que me duren meses (¡e incluso años!) a pesar de esto, siempre las esterilizo. ¿Cómo? Es muy sencillo: en la olla presión, 5 minutos al 2. ¡Y ya está! Así las puedo conservar varios años: algunas que se habían escondido incluso me duraron 3 años (más la verdad es que no lo sé porque ¡¡¡nunca he tenido mermeladas que duren tanto!!!).

Assiettebis.png