Mermelada de manzana, caramelo y nueces (7)

Lo que seguís el blog desde tiempo ya sabéis que en casa nos chiflan las mermeladas caseras. Las usamos en nuestros yogures semanales, en algún postre como la crostata de mermelada o en platos salados como este.

 

Pero en verano algunas veces nos pesa el calor que desprende el caldero de mermeladas mientras preparamos las mermeladas…

 

Este problema desaparece por completo con las mermeladas de invierno como la que os traigo hoy. Una mermelada de manzana enriquecida con el sabor del caramelo salado y el punto de las nueces, una mermelada perfecta para comerla solita, así, con cuchara y nada más :o)

 

Sin más os dejo con la receta, ¡qué la disfrutéis tanto como nosotros!

 Mermelada de manzana, caramelo y nueces (3)

MERMELADA DE CARAMELO, MANZANA Y NUECES

Para 4/5 botes medianos

 

1,3kg de manzanas peladas y sin corazón, cortadas en bastoncitos (yo mezclé dos variedades, una muy suave y otra más ácida y firme para que queden trocitos dentro de la mermelada)

585g de azúcar para mermelada

200g de azúcar blanquilla para el caramelo

200g de nueces peladas

300ml de agua filtrada hirviendo

1cc* de flor de sal

 

Empezamos mezclando bien el azúcar para mermeladas con las manzanas preparadas y vamos mezclando varias veces para que se vaya formando un almíbar alrededor de ellas.

Yo las corté en bastoncitos así:

Mermelada de manzana, caramelo y nueces (1)

Mientras preparamos un caramelo en seco con los 200g de azúcar en el caldero para mermeladas hasta que quede de un color oscuro, bajamos el fuego y con cuidado para que no nos salpique, vertemos los 300ml de agua hirviendo y mezclamos bien para que se funda todo el caramelo.

Cuando así sea, echamos las manzanas maceradas y la sal, y calentamos a fuego fuerte hasta que rompa a hervir.

Removemos constantemente para que la mermelada no se nos queme.

Dejamos cocer unos 10 minutos y probamos el punto con la prueba del platito**.

Si no está todavía en su punto, mantendremos la ebullición unos 2 minutos más, mezclando sin parar.

Cuando la mermelada esté en su punto, añadimos las nueces y volvemos a dar un hervor. Vertemos la mermelada todavía hirviendo en los potes previamente escaldados y los dejamos tapados boca abajo.

Esperamos por lo menos 48h antes de pasteurizar** la mermelada si no la vamos a consumir en unas semanas. Así te durarán 2 o 3 años… ¡si no te las comes antes!

 

Bon profit!

 

Algunas informaciones útiles o no tan útiles

*cc: cucharita de café

** Para la prueba del platito y pasteurizar mermelada casera, encontraréis todos los detalles útiles y muchas cosas más acerca de las mermeladas en esta entrada dedicada al tema de las mermeladas caseras.

nappetitre