MERMELADA DE CALABACÍN Y JENGIBRE (7) - copia

4 años…

 

Ya han pasado 4 años desde que por primera vez le dí al “publicar”… cuantos nervios en aquella primera receta, que sólo podía ser un yogur natural, la base :o)

 

Nunca hubiera podido imaginar todo lo que este sencillo movimiento del dedo índice cambiaría en mi vida…

 

Ni la gente fantástica que iría conociendo aunque fuera a miles de kilómetros de distancia… ¡o cara a cara! ¿Quién dijo que internet era sólo un mundo virtual?

 

Ni los premios que llenarían nuestra cocina o me harían descubrir mundos de la cocina que ni me imaginaba ni todos los retos comunes o personales en los que participaría… ¡Cuánto orgullo viendo mis recetas premiadas!

 

Ni la colección de moldes que crece y crece sin parar y sin que me apetezca que pare jejeje

 

Ni cómo el blog se transformaría en un segundo hogar cuando las mudanzas pondrían patas arriba mi vida una y otra vez, mi hogar dulce hogar.

 BLOG-1242.JPG

Ni tampoco que la señorita que todavía no había nacido en aquel lejano entonces (o sea Polyanna) pediría siempre antes de tocar un plato si ya le había sacado la foto y que lo haga ella también en su cocina de juguete como si fuera la cosa más normal del mundo…

 

Ni tampoco que  mi mamá se apuntaría al proyecto creando los diseños del blog año tras año, idea tras idea.

 

Ni tampoco que una caja de luz sería indispensable en nuestro dormitorio, (con ruedas incluidas).

 

Ni tampoco que…

 

Podría seguir así horas, quería daros las gracias por estar aquí, silenciosos o comentando, preguntando acerca de recetas del blog, disfrutando de ellas. Como no las puedo compartir con cada uno de vosotros, como ya viene a ser la tradición en el blog, ¡¡¡estamos de sorteo!!!

 

Un sorteo sencillo y humilde, ya que consiste en un lote de 2 o 3 mermeladas caseras. Basta con dejar un comentario en esta entrada antes del lunes 30/09 antes de las 12 de la noche. Nada de seguidores o suscripciones, más sencillo no se puede. Entre semana haremos un sorteo manual ya que tenemos mano inocente en casa y publicaré los resultados la semana siguiente.

 

El contenido del lote de mermeladas todavía está por determinar, ya sabéis que en casa somos unos mermeladeros sin remedio así que personalizaremos las mermeladas al gusto del ganador :o)

 

Y ya que hablamos de mermelada, hoy os dejo con una receta de mermelada que puede parecer original ya que el ingrediente principal es calabacín. En casa comemos esta mermelada tan bien en plan dulce sobre tostadas para desayunar que como si fuera un chutney con pechuga de pollo asada por ejemplo.

 

Sin más os dejo con la receta y más recetas de mermeladas aquí étiquettes cornées mermeladas.

 

¡¡¡Muchas gracias por estos 4 años tan maravillosos!!!

 MERMELADA DE CALABACÍN Y JENGIBRE (3) - copia

MERMELADA DE CALABACÍN Y JENGIBRE*

Para unos 4/5 potes dependiendo del tamaño

 

1kg de calabacín, pelado una tira si una tira no y sin semillas si es de los grandes

2 limones ecológicos grandes

40g de jengibre fresco (una vez rallada su pulpa sin el corazón duro nos quedarán unos 20g)

650g de azúcar para mermelada

2 clavos de olor

50g de jengibre confitado

1 trocito de mantequilla pequeño (opcional, para desespumar si fuera necesario)

 

Cortamos el calabacín en brunoise muy pequeña.

Limpiamos muy bien los limones y rallamos su piel junto al calabacín. Exprimimos su zumo y lo añadimos con el azúcar, el jengibre fresco rallado y el clavo de olor.

Mezclamos bien y dejamos macerar tapado una noche o un día entero (como no daba abasto con tantas mermeladas en casa se quedó macerando 30 horas).

Podemos ir removiendo un par de veces para que el azúcar esté bien derretido y los sabores se mezclen.

 

Cuando estemos para preparar la mermelada, lo echaremos todo en el caldero de hacer las mermeladas y calentaremos a fuego fuerte hasta que rompa a hervir. Mientras calienta, cortamos el jengibre confitado en trocitos pequeños y lo añadimos al caldero.

Removemos constantemente para que la mermelada no se nos pegue.

Dejamos cocer unos 7 minutos y probamos el punto con la prueba del platito**.

Si no está todavía en su punto, mantendremos la ebullición unos 2 minutos más, mezclando sin parar.

Cuando la mermelada esté en su punto, si sigue con mucha espuma le echamos el trocito de mantequilla, damos un hervor, vemos como desaparece la espuma y vertemos la mermelada todavía hirviendo en los potes previamente escaldados y los dejamos boca abajo.

Esperamos por lo menos 48h antes de pasteurizar** la mermelada si no la vamos a consumir en unas semanas. Así te durarán 2 o 3 años… ¡si no te las comes antes!

 

Bon profit!

 

Algunas informaciones útiles o no tan útiles

*La receta se inspira en una receta del Larousse de las Mermeladas, aunque que hice algunos pequeños cambios (cantidad de azúcar, lima, cilantro y variedad de calabacines)

 

** Aquí encontrarás todos los detalles para preparar mermeladas caseras y lo sabrás todo sobre la prueba del platito y como pasteurizar mermeladas caseras.

nappetitre