Yogur de caramelos de fresas (15)

Hace unos meses invitaron a Polyanna a su primera merienda de cumpleaños… Disfrutó estar entre tantos niños pero lo que más le llamó la atención sin duda posible fue la mesa donde estaban expuestas decenas de chucherías de toda clase que nunca había visto, ya que en casa no entra ni una que no sea jengibre confitado o albaricoques secos y alguna que otra piruleta de miel…

 

Vamos que fue probando y acabó llevándose el bol donde estaban las fresas tagada para sentarse y comerlas más cómoda… Total que se acabó dicho bol (vale, vale, lo confeso, también la ayudé un poco porque es la única chuche que me guste…), así que cuando en Andorra reconoció en el súper dichas chuches ya os podéis imaginar que fue muy difícil decir que no… y también creo que nos apetecían a nosotros jeje.

 Yogur de caramelos de fresas (12)

El fallo de dicho paquete de chuches es que pesaba un kilo… así que decidí lanzarme y ponerlo en mi forma favorita: yogur… El resultado es exquisito, extrañamente tiene un intenso sabor a fresa y muy poco a química… Y su color, como creado para ser un yogur de chicas… ni la abuela se resistió al yogur jejeje

 

Os dejo la receta, porque seguro que os sirve con vuestras chuches favoritas…¿cuál es la tuya? Para muchas ideas de yogures caseros podéis pinchar aquí y para todas las recetas del reto yogurtero aquí.

 Yogur de caramelos de fresas (2)

YOGUR DE FRESAS TAGADA

Para 8 yogures

 

1 yogur natural tipo Activia

900ml de leche semidesnatada

25 fresas tagada (que vendrían a ser unos 100g)

2CS* de azúcar blanquilla (pero al gusto de cada uno, a mi me pareció suficiente, si os gustan muy dulces podéis echar 2 CS* extra)

 

Calentamos la leche con las fresas tagada y el azúcar a fuego muy suave para que se derritan, mezclando de vez en cuando. Al cabo de unos 15 minutos, han desaparecido y la leche tiene un color rosa precioso. Dejamos que enfríe hasta volver a temperatura ambiente. Se habrá formado como una espuma por encima, así que se puede colar para que yogur sea más homogéneo.

Batimos el yogur y vertemos poco a poco la leche colada. Mezclamos muy bien y dejamos que se vaya la espuma si se ha formado.

Repartimos la mezcla en los potecitos de yogur y los colocamos en la yogurtera para 8 – 12 horas dependiendo de las condiciones de cada hogar.

Reservamos en la nevera como mínimo 4 horas antes de poder probarlos.

 

Bon profit!

 

Algunas informaciones útiles o no tan útiles

*CS: Cuchara Sopera

Assiettebis.png