PORQUE LOS FINES DE SEMANA SON PARA COMER POSTRE: HELADO DE LEMON CURD

¡Increíble! Ya hemos casi terminado la primera semana completa de cole. También hemos tenido la primera batalla por los deberes y como no podía faltar otra pega además de las obras de mantenimiento que nos dejan sin agua varias horas al día, ¡mi horno necesita el servicio técnico!

 

Así que para hoy he pensado que una receta fresquita para servir de postre o de merienda nos vendría bien a todos para suavizar el regreso al mundo laboral/escolar :o)

PORQUE LOS FINES DE SEMANA SON PARA COMER POSTRE: HELADO DE LEMON CURD

Se trata de un helado cuya base es un lemon curd aligerado respeto a la receta tradicional que lleva mantequilla. Además la nata para montar la completé con petit suis que aligera también el asunto (se nota que estoy en plena fase petit suis entre la mayonesa light del miércoles y el helado de hoy!)?

 

Un punto ácido y suave a la vez… ¡delicioso! Y además sale bien con o sin heladera, así que no hay excusas :o) Y si el sabor a limón no es lo vuestro, seguro que en el índice de helados&sorbetes alguna receta os inspirará.

 

¡Feliz fin de semana a todos!

 

PORQUE LOS FINES DE SEMANA SON PARA COMER POSTRE: HELADO DE LEMON CURD

HELADO DE LEMON CURD

Para unas 4/5 raciones

Para el lemon curd

140g de zumo de limón natural filtrado

100g de azúcar blanquilla

5g de maicena

2 yemas

½ hoja de gelatina

Para el helado

200g de nata para montar 35% MG

125g de petit suis natural

Para el lemon curd

Empezamos preparando el lemon curd.

Ponemos la gelatina en remojo en agua muy fría.

Calentamos el zumo de limón con el azúcar y la maicena.

Cuando empiece a espesar, añadimos las yemas batidas a fuego suave y movemos sin parar para que no se nos corte y espese. Ojo que no ha de quedar muy firme.

Añadimos la gelatina bien escurrida, mezclamos bien y reservamos en la nevera una vez que esté frío.

Para el helado

Cuando tengamos el lemon curd frío de la nevera y estemos a punto de ponerlo en la heladera, le añadiremos batiendo bien la nata y el petit suis fríos de la nevera también hasta que nos quede una mezcla bien lisa.

Vertemos en la heladera encendida y dejamos que el helado manteque, unos 25/35 minutos dependiendo de la heladera y de las temperaturas.

El helado está listo para tomar pero si no gusta muy duro, basta dejarlo en el congelador un par de horas en un tupper de plástico.

Y si lo preparamos con antelación, mejoran sabor y textura si lo pasamos a la nevera unos 15/20 minutos antes de servirlo.

Bon profit!

Algunas informaciones útiles o no tan útiles