SI O SI HE DECIDIDO QUE HABÍA LLEGADO EL VERANO: HELADO DE AZAFRÁN

Ya os lo comentaba el viernes con el gazpacho de cerezas, pero el verano se está haciendo desear mucho… Aun así en casa hemos abierto la temporada de los helados caseros :O) Porque si el verano no llega pues no será por lo que metemos en el plato…

 

Es cierto que en casa nos apetecen helados en cualquier momento del año pero es ahora que tienen un je ne sais quoi que sabe a vacaciones… aunque sólo sean con la imaginación.

 

Así que para ir dando ideas e ir disfrutando, he creado un recopilatorio de recetas de helados y sorbetes del blog, muchas de ellas siendo versiones light de clásicos para disfrutar sin remordimientos.

 

La receta de hoy es una de mis favoritas, es un helado clásico con base de crema inglesa en cuya leche infusionamos unas hebras de azafrán… ¡exquisito y mágico!

 

Los postres con azafrán son mi debilidad… Una bola de helado de azafrán con los melocotones asados con azafrán y rozamos la perfección…

 

¡Feliz semana a todos!

SI O SI HE DECIDIDO QUE HABÍA LLEGADO EL VERANO: HELADO DE AZAFRÁN

HELADO DE AZAFRÁN

Para una buena cantidad de helado

8/12 bolas hermosas

 

500ml de leche entera

250ml de nata para montar 35%MG

6 yemas

85g de azúcar

3 pizcas de hebras de azafrán

1 hoja de gelatina

 

Ponemos la gelatina en remojo en agua bien fría.

Empezamos preparando una crema inglesa con azafrán.

Calentamos la leche y la nata con el azúcar y las hebras de azafrán. Cuando esté a punto de hervir, cortamos el fuego, tapamos y dejamos que se infusionen los sabores 1 hora más o menos. Volvemos a calentar hasta que esté a punto de hervir.

Batimos las yemas con el azúcar hasta obtener una crema ligera y blanquecina. Vertemos encima la leche con azafrán caliente y mezclamos bien para que no se nos cuaje antes de tiempo.

Volvemos a verter en el cazo y cocemos a fuego suave unos 5 minutos a fuego medio para que se cuaje, removiendo sin parar con una espátula para que no se corte la crema inglesa.

Cuando esté a punto, añadimos la hoja de gelatina bien escurrida y mezclamos bien para integrarla. Tapamos al contacto con papel film y dejamos enfriar antes de reservarla en la nevera.

Cuando tengamos la crema inglesa de azafrán bien fría de la nevera estaremos listos para preparar el helado.

Vertemos en la heladera encendida y dejamos que el helado manteque, unos 25/35 minutos dependiendo de la heladera y de las temperaturas.

El helado está listo para tomar pero si no gusta muy duro, basta dejarlo en el congelador un par de horas en un tupper de plástico. En cuyo caso, lo saldremos del congelador unos 10 minutos antes de servirlo para que nos sea más cómodo hacer las bolas.

 

Bon profit!

 

Algunas informaciones útiles o no tan útiles

*CS: Cuchara Sopera

**cc: cucharita de café