Helado al estilo piña colada sin alcohol (2)

¿Qué tal os ha ido el verano? ¿Ya estáis de vuelta?

 

Nosotros sí, hemos disfrutado mucho de unas vacaciones relajantes, perfectas para reponer energías después de un mes de julio de lo más ajetreado. La mudanza ya está lejos de nosotros y pronto Italia será sólo un (mal) recuerdo… Hemos vuelto con muchas ganas de enfrentarnos a los retos que nos ha reservado nuestro nuevo destino… El primero de estos retos será empezar el cole para Polyanna, está impaciente por conocer a la señorita :o)

 Helado al estilo piña colada sin alcohol (18)

Pero antes de que el verano quede atrás (por clima diría que aquí ya ha quedado atrás), quería compartir este helado sencillito y apto para todos los públicos.  Con piña y leche de coco, es como una invitación a viajar hacia destinos lejanos pero si ir más allá de la cocina y ¡ya sabéis cuanto me gusta esto!  Claro que si no tenéis peques en casa, le podéis añadir un par de cucharadas (o más…) de ron para disfrutar del cóctel original.

 

Os dejo descubrir el nuevo diseño del blog, obra completa de mi mamá…

¡muchísimas gracias Mamá!

Os iré presentando algunas novedades en el blog los próximos días pero por hoy, toca dejaros con la receta. Y para quienes busquen más ideas de helados y sorbetes, podéis pinchar aquí étiquettes cornées helados.

 

¡Feliz semana!

 Helado al estilo piña colada sin alcohol (12)

HELADO AL ESTILO PIÑA COLADA

(SIN ALCOHOL)

Para 8 bolas enormes

4/6 personas

 

Para el helado

350g de puré de piña (1/2 piña en mi caso)

200g de leche de coco

200g de queso fresco desnatado

El zumo de 1 lima

45g de sirope de agave

 

Para servir

½ piña

El zumo de ½ limón

 

Para el helado

Trituramos la piña hasta obtener un puré al cual añadimos la leche de coco, el queso fresco, el zumo de la lima y un poco de su ralladura y el sirope de agave.

Encendemos la heladera y dejamos que el helado tome cuerpo. Si no lo servimos de inmediato, lo guardamos en el congelador en un tupper tapado.

 

Para servir

Cortamos la piña en daditos muy pequeños (yo he usado mi Alligator que viene de maravilla para este tipo de cortes) y con un aro le damos forma en unos platitos de postre.

Decoramos con una bola de helado y unas hojas de la misma piña y a disfrutar.

 

 

Bon profit!

nappetitre