GRANOLA DE PÉTALOS & AGUA DE ROSAS

Granola de rosas (5) - copia

Hoy os doy una tregua con las propuestas de menús navideños pero sigo en modo Navidad… ¡con regalos comestibles caseros!

 

En varias ocasiones os he contado cuando me gustan los granolas caseros, una mezcla de copos de cereales con frutos secos y algo para endulzarlos. En el blog ya tengo unos cuantos, del más básico y ligero a otros más “enriquecidos” como el granola de chocolate o el granola de caramelo salado.

 Envolver granola para regalo (5) - copia

Hoy os traigo una propuesta con un toque oriental, el sabor inimitable del agua de rosas, una maravilla para el paladar y para el olfato cada vez que se abre el bote donde la tengamos guardada.

Sin más, os dejo con la receta y si buscáis más ideas de cositas para regalar las encontraréis pinchando aquí.

 

¡Feliz miércoles!

 Granola de rosas (8) - copia

GRANOLA DE PÉTALOS Y AGUA DE ROSAS*

Para 2 botes de miel de 1 kg

                                                                      

250g de copos de avena grandes

150g de copos de avena baby

250g de nueces

½ cc** de sal fina

1 pizca de pimienta negra

35g de arándanos secos

50g de uvas pansas

85g de mantequilla

100g de miel 1000 flores

3CS*** de agua de rosas****

 

Calentamos el horno a 150º. Forramos una bandeja de horno grande con una hoja de papel vegetal o de teflón.

 

Mezclamos en un bol muy grande los 2 tipos de avena, la sal, la pizca de pimienta, los arándonos y las uvas pansas y la mitad de los pétalos de rosas separados.

Calentamos la mantequilla a fuego suave con la miel hasta obtener una textura muy líquida. Quitamos del calor y añadimos el agua de rosas, combinamos bien los ingredientes y vertemos sobre la avena. Mezclamos muy bien, procurando que todos los cereales estén bien recubiertos.

 

Repartimos la granola sobre la bandeja del horno en una capa regular y horneamos durante unos 40/45 minutos, removiendo cada 10 minutos y vigilando a partir de 30 minutos que no se nos queme, porqué puede pasar en cuestión de segundos de dorado a quemado.

 

Dejamos enfriar completamente antes de reservar a temperatura ambiente en un bote hermético.

 

Dura varias semanas, y si por alguna razón se nos reblandece un poco (suele pasar si el bote no es lo bastante hermético), basta con volver a hornearlo unos minutos a 100º.

 

Un detalle perfecto para regalar a nuestros invitados o en ocasiones especiales.

 

Bon profit!

 

Algunas informaciones útiles o no tan útiles

* La receta original es de Heidi Swanson en su blog 101Cookbooks y está aquí, os traigo la versión ligeramente adaptada.

** cc: cucharita de café

***CS: Cucharita de Café

****Dependiendo del agua de rosas que usemos, mejor empezar con una pequeña cantidad e ir añadiendo poco a poco para no excedernos y adaptarnos a nuestros gustos.

nappetitre

Tal vez te apetezca también


6 Comments

Leave A Comment

Deja un comentario

  • miquel, 03 de diciembre de 2014 Responder

    Buena Granola y desde luego es una buena idea para regalar.

    Bss

  • ANABDN, 03 de diciembre de 2014 Responder

    Es super original y seguro que cuando lo pruebas te quedas extasiada con tan buen sabor.

    Besos.

  • Pili - Kooking, 03 de diciembre de 2014 Responder

    Jolines Palmira.... pero que bueno debe de estar!!! Me lo comería para desayunar, junto con un buen te. Un besote!!

  • Su, 03 de diciembre de 2014 Responder

    No tengo mundo, no he probado las granolas... Todo es ponerse, ¿no?

    La idea es uedarnos (Luis tiene trabajo en 2015), pero tengo que agenciarme yo un trabajo para redondear ingresos (sin ambiciones motivacionales: un trabajo por el que paguen y ya). Así que la
    idea es quedarnos, con todo gusto.

    Un besote.

  • Marhya, 03 de diciembre de 2014 Responder

    Me parece un regalo estupendo, muy original y sorprendente. O como dices, und esayuno saludable y gourmet, que parece que si decimos la palabra saludable ya pensamos en una hoja de lechuga mal
    cortada ;-) y no tiene por qué ser así, ni muchísimo menos.

    Un beso.

  • glutoniana, 03 de diciembre de 2014 Responder

    Siempre digo que haré regalitos de estos pero es que aquí les cuesta mucho cocinar, me dicen tu llévalo hecho ya jajajaja.