Gofres (salados) de guisantes (3)

Mientras estábamos cortados del mundo, ya sea real o virtual, un montón de cosas ha sucedido, entre cuales una cosa muy importante: ¡Núria se compró una gofrera! Cuando me enteré (o sea, media eternidad después) pensé que esta receta que tenía pendiente de publicar tenía que dedicársela :o)

 Gofres (salados) de guisantes (1)

Bueno, guapa, ya sé que alguna cosa tendrás que tunear pero como eres una experta del tema, yo te doy la idea y después reinventas la receta, ¿qué te parece?

 

En varias ocasiones, os he contado que me gustaba darles una vida distinta a mis electrodomésticos, entre cuales la gofrera. En casa, varias cenas se componen de unos gofres salados con una crema de verduras o un ensalada completa. Y nosotros felices como perdices ya que así no se acumula excesiva cantidad de polvo en la gofrera y además ¡nos gustan un montón!

 Gofres (salados) de guisantes (4)

Si estáis buscando ideas de gofres salados, no os perdáis los gofres de patata o los gofres de calabaza, que en esta época está llegando a su fin.

 

Espero os guste, y sobretodo, ¡qué te guste a ti Núria!

 Gofres (salados) de guisantes (2)

GOFRES DE GUISANTES

Para unos 8/12 gofres dependiendo del tamaño

 

120g de guisantes congelados

250g de harina de espelta

2 huevos

10cl de leche desnatada

10cl de agua filtrada o mineral

50g de queso rallado tipo emmental

1CS* de aceite de oliva

2cc** de levadura tipo Royal

Sal, pimienta

 

Ponemos a hervir una buena cantidad de agua, y cuando está lista, le echamos un poco de sal y los guisantes. Dejamos cocer 3 minutos (no es necesario más tiempo sino perderán su color y su sabor tan fresco) y colamos bien. Dejamos que se enfríen.

Trituramos la mitad de los guisantes y reservamos.

Mezclamos la harina, un poco de sal y pimienta, la levadura. Añadimos los huevos batidos, la leche, el aceite y el agua. Mezclamos bien y cuando tengamos una masa lisa, añadimos el queso rallado, los guisantes triturados y los guisantes enteros.

 

En el momento de comer, calentamos la gofrera.  Para cada gofre, usé dos cucharas soperas muy llenas. Cerramos y cocemos cada gofre 2/3 minutos para que se doren pero sin excedernos para que queden tiernos en el interior.

 

Seguimos hasta agotar ingredientes y ¡a comer!

 

Bon profit!

 

Algunas informaciones útiles o no tan útiles

*CS: Cuchara Sopera

**cc: cucharita de café

 Assiettebis.png