Tagine kefta coings (3)

Cada año me pasa lo mismo: cuando vuelve a llegar el frío, que las horas de luz están contadas, me apetece volver a preparar recetas inspiradas en Marruecos…

 

Hace un año, compartí aquí mi condimento favorito, el cuscús de mi mamá, la ensalada de naranjas y una versión tuneada de la “pastilla”.

 

El plato típico que todavía pendiente de publicar era el “tagine” (o tajine o tajín… existen varias ortografías). Existen miles de recetas de este plato, vegetariano, con pescado, con carne, el punto común siendo la cazuela en la cual se suele preparar este plato y servirlo.

 

Una amiga me aprendió a prepararlo el tagine de pollo de su madre y lo preparamos a menudo en casa porque es muy rápido y sencillo de preparar. Para la receta de hoy, me he inspirado de su receta y de la idea de asociar kefta (parecida a las albóndigas pero a base de carne de cordero) y membrillo que parece ser todo un clásico allí.

 

En casa, estamos acostumbrados a preparar el membrillo en plan dulce, que sea mermelada o dulce de membrillo. Fue muy interesante comerlo como “verdura” en este tagine, su textura es muy agradable en boca y las especias le dan un punto increíble. ¡Ya tenemos un futuro clásico otoñal!

 

Así que antes que se acaben los últimos membrillos, anímate con esta receta sencilla y que calienta hasta el alma ;o)

Tagine kefta coings (6)

 

TAGINE DE KEFTA Y MEMBRILLO

para 4 personas

 

3 membrillos

500g de carne de cordero picada

2 CS* + 2 CS* de cilantro picado

1 CS* de raz el hanout**

1cc*** de aceite de oliva

4 cebollas grandes

2 dientes de ajo

1cc*** de caldo vegetal

1CS* de miel

1CS* de cúrcuma

30g de uvas pansas

Sal, Pimienta

 

Limpiar los membrillos con un cepillo y agua hasta que ya no les quede peluza. Cortarlos en 8 trozos.

Cocerlos con agua hirviendo durante 10/15 minutos.

Escurrirlos y dejar que se enfríen.

 

Pelar el ajo y la cebolla, cortarlos en juliana fina y los doramos con el aceite de oliva.

Cuando estén bien dorados, añadimos el cúrcuma, la miel y las uvas pansas y mezclamos durante 2 minutos para que los sabores se unan.

 

Mezclamos la carne de cordero picada con el raz el hanout y 2CS* de cilantro picado, sal y pimienta.

Formamos 20 albóndigas del tamaño de una nuez gorda y las vamos colocando sobre las cebollas confitadas.

Cubrimos apenas con agua (sin pasarse) y desmigamos el caldo vegetal.

Dejamos cocer a fuego fuerte durante 35/40 minutos para que la salsa espese y después de este tiempo, bajamos el fuego, añadimos los membrillos.

Tapamos el puchero y dejamos cocer unos 15 minutos más.

Se come bien caliente, con sémola de cuscús.

 

Bon profit!

 

Algunas informaciones útiles o no tan útiles

* CS: cuchara sopera

** El raz el hanout es una mezcla de especias típica de Marruecos. Contiene entre24 y 40 especias distintas, en proporciones variables según quien lo prepare. Si no tienes en casa, lo puedes sustituir por una mezcla casera de (por orden creciente de cantidad): canela, nuez moscada, pimentón, cilantro y comino en polvo.

*** cc : cucharita de café

 

5 ProP por persona (sin sémola)

Assiettebis.png