UNA RECETA CON SABOR A RECUERDOS: ENTRE PAN Y CAKE SALADO DE TRIGUEROS (CON MASA MADRE)

Hoy toca una receta que nació de recuerdos gustativos. Cuando vivíamos en Italia, en primavera, venía en la cesta de frutas y verduras un pan con base de masa madre y harina de centeno  relleno con espárragos trigueros. Sólo se podía comprar este pan un par de meses al año y recuerdo que por la noche del día en que lo traían, ya no quedaba nada :o)

Con estos recuerdos, nacieron estos panecillos enriquecidos que sin llegar a ser un cake salado bien los pueden sustituir. El sabor es muy parecido al de nuestros recuerdos, igual que su textura. 

UNA RECETA CON SABOR A RECUERDOS: ENTRE PAN Y CAKE SALADO DE TRIGUEROS (CON MASA MADRE)

Además es una receta ideal de aprovechamiento para las sobras de masa madre al igual que nuestros clásicos crumpets de masa madre.

Sin más os dejo con la receta, y si lo vuestro no es la masa madre, seguro que en el índice de recetas de tartas y cakes salados encontráis algo que os gustará. ¡Feliz fin de semana a tod@s!

 

UNA RECETA CON SABOR A RECUERDOS: ENTRE PAN Y CAKE SALADO DE TRIGUEROS (CON MASA MADRE)

ENTRE PAN Y CAKE DE TRIGUEROS CON MASA MADRE

Para 5 moldes individuales grandecitos o 8/10 magdalenas grandes

1 manojo de trigueros de unos 500g

60g de masa madre

2 huevos pequeños

30g de aceite de oliva

110g de harina de trigo

50g de harina centeno

7CS** de leche

1 ½ cc* de levadura

1cc* de aceite de oliva

Sal, pimienta

Limpiamos los trigueros y les quitamos la base dura. Cortamos los trigueros en lonchas pequeñitas, reservando algunas puntas para decorar nuestros panes.

Calentamos el aceite de oliva y salteamos los trigueros (excepto las puntas) hasta que estén tiernos y salamos ligeramente. Dejamos templar.

 En el bol de la batidora, reunimos la masa madre, los huevos, el aceite y la leche. Batimos/trituramos bien hasta obtener una masa lisa

En otro bol, mezclamos las harinas tamizadas con una pizca de sal, la levadura, sal y pimienta al gusto.

Poco a poco, añadimos los líquidos sobre los polvos y mezclamos lo justito para integrar los ingredientes pero sin batir sino la masa resultaría más dura y seca. Terminamos añadiendo los trigueros salteados.

Calentamos el horno a 180º con calor ventilado.

Vertemos la masa en los moldes escogidos previamente untados con el spray desmoldante y decoramos cada pan con una punta de espárrago.

Horneamos unos 30 minutos, comprobando si están hechos pinchando con un palillo.

Desmoldamos y dejamos templar en una rejilla.

Quedan riquísimos como cena con una sencilla ensalada de tomate o acompañados con un gazpacho fresquito.

 

Bon profit!

Algunas informaciones útiles o no tan útiles

*cc: cucharita de café

**CS: Cuchara Sopera