Ensalada de pepino con wakamé al estilo asiático (6)

 

Al oír y leer tantas cosas sobre los pobres pepinos españoles (y también las otras hortalizas), era imposible no sumarme a la iniciativa de La Flor del Calabacín que nos invita a defender los agricultores españoles con el lema ¡Pon un pepino en tu cocina!

 

Como seguramente muchos de vosotros, el pepino lo suelo usar tal cual con otras hortalizas para preparar ensaladas. Pero muy pocas veces le doy mucho protagonismo.

 

La ensalada que os propongo hoy es distinta y muy parecida de la que me servían en un restaurante japonés hace muchos años. Es muy nutritiva sin pesar  y una fuente de minerales diversos que ni os cuento. Con el toque de sésamo, es un viaje directo hacia Ásia.

 

Espero os guste, y estoy impaciente por ver el recetario final, porque ¡seguro que el pepino saldrá ganando de esta crisis!

 

Tengas blog o no, súmate al evento, preparando una receta o… ¡cocinando las que ya están publicadas! ;o)

 Ensalada de pepino con wakamé al estilo asiático (3)

ENSALADA DE PEPINO Y ALGA WAKAME AL ESTILO JAPONÉS

para 4 personas

 

2 pepinos grandes

5g de algas wakamé deshidratadas (un par de cucharadas)

Sal

3CS* de vinagre de sidra

1CS* de salsa de soja

1CS* de agua filtrada

1cc* de aceite de sésamo tostado

1cc** de azúcar blanquilla

1CS* de sésamo tostado

 

En un bol con abundante agua caliente, rehidratamos el wakamé durante unos 15/20 minutos.

Pelamos los pepinos y con el pelador, vamos cortando tiras largas y muy finas de pepino. Las pasamos a un colador y les echamos sal para que vayan soltando su agua. Dejamos el colador sobre un bol unos 15/20 minutos.

Para preparar la salsa, mezclamos el azúcar blanquilla con la cucharada de agua caliente hasta que esté disuelto. Después añadimos el vinagre y la salsa de soja. Mezclamos bien y añadimos el aceite de sésamo tostado. Batimos bien y reservamos.

Cuando los pepinos hayan soltado su agua, los aclaramos y los secamos con un paño de cocina limpio.

Colamos el wakamé y lo secamos también.

En una fuente honda, colocamos el pepino y el wakamé cortado en tiras no muy anchas.

Vertemos la salsita y mezclamos con cuidado para que no se nos rompan los pepinos. Dejamos marinar en la nevera entre 20 minutos y una hora.

Servimos decorando con el sésamo tostado.

 

Bon profit!

 

Algunas informaciones útiles o no tan útiles

*CS: cuchara sopera

**cc: cucharita de café

Assiettebis.png