Ensalada de algas wakame, lima y leche de coco (15)

Después de tantas mermeladas, toca una receta algo distinta ;o)

 

Hasta hace pocos años, no sabía cómo cocinar las algas. Hoy en día, tampoco es que sepa mucho pero en casa siempre tenemos nori (la alga de los makis japoneses), kombu (para evitar los efectos secundarios de las legumbres por ejemplo) y wakame (mi favorita y la más sencilla de usar según mi experiencia).

 

El wakame me gusta mucho por su sabor a mar y su textura, distinta a cualquier otro tipo de alimento. Me encanta añadirle a un sencillo arroz blanco unos trocitos de wakame o combinarlo con aceite de sésamo con pepino para una ensalada refrescante y original. Pero nunca me había atrevido a usar esta alga sola. Lo vi ¿en la tele? ¿en la radio? Vamos que me quede con la idea de combinarla con leche de coco y lima y después lo inventé sobre la marcha.

 

El resultado fueron unas ensaladas muy refrescantes y saludables, que serví como tapitas ya que es una ensalada que se come en pequeñas raciones, ya que las algas sacian mucho y aportan muchos minerales y vitaminas a nuestro organismo.

 

Me gustó tanto, que a los pocos días, volví a prepararme una ración para mi solita con un poco de arroz blanco y salmón marinado… ¡plato sano y rico en pocos minutos, ya que los tiempos de espera me vienen bien con la peque!

 

Por cierto, no me he olvidado ningún “0”, sólo se necesitan 5 gramos de wakame deshidratado. Unas de sus particularidades es multiplicar por 10 y hasta 15 veces su peso después de quedarse en remojo, así que ojo con la cantidad que echáis porque incluso si parece poco al principio, el volumen final es impresionante.

 

Y tú, ¿tienes alguna receta que lleve algas que vayamos practicando?

 

Ensalada de algas wakame, lima y leche de coco (13)

ENSALADA DE ALGAS WAKAME,

LIMA Y LECHE DE COCO

para 6 personas

 

5g de wakame deshidratado

2CS* de leche de coco

1 lima

1CS* de cilantro picado muy fino

1CS* de albahaca picada muy fina + unas hojas para decorar

1 pizca de pimentón ahumado picante

Sal

 

Colocamos el wakamé en un bol grande y lo cubrimos con una abundante cantidad de agua caliente (sin que llegue a hervir). Dejamos que se rehidrate por lo menos 25 minutos y si pasa una hora, tampoco pasa nada.

Limpiamos bien la piel de la lima y la rallamos. La mezclamos con la leche de coco, el cilantro, la albahaca, el pimentón y un poco de sal (no se necesita mucha, ya que el wakame ya tiene su punto de sal). Lo reservamos en la nevera.

Escurrimos muy bien el wakame con las manos y lo cortamos en tiras finas (yo suelo usar tijeras, es más sencillo). Exprimimos el zumo de la lima y la mezclamos con el wakame troceado. Dejamos que repose una hora (y si pasan 2 tampoco pasa nada).

Al cabo de este tiempo de reposo, mezclamos el wakame marinado con lima en la “vinagreta” de leche de coco y dejamos que se mezclen los sabores una hora más (o 2 o de la mañana para la noche).

Servimos en raciones pequeñas, decorando si lo deseamos con una hojita de albahaca.

 

Bon profit!

 

Algunas informaciones útiles o no tan útiles

*CS: Cuchara Sopera

Assiettebis.png