EL SOLOMILLO DE CERDO DE MI MAMÁ


DOS AÑOS VIVIENDO SIN ELLA: EL SOLOMILLO DE CERDO DE MI MAMÁEl tiempo pasa volando y aunque mi madre no esté con nosotros desde hace ya dos años todavía algún que otro día cojo el teléfono para llamarla. O le mando unas fotos por email. Y otros días se me hacen muy cuesta arriba.

La receta de hoy surgió de un domingo tranquilo en casa con un solomillo de cerdo esperando su hora en la nevera. Iba a prepararlo marinado en salsa de soja y miel.

Y no sé porque, me puse manos a la obra y me parecía estar cocinando con mi madre… Y salió el solomillo de cerdo tan cual lo preparaba ella con sus zanahorias y su cebolla, tierno y jugoso, cocinado a fuego lento en su cocotte naranja… Como si estuviera con nosotros :o)

La receta no tiene ningún misterio pero siempre me sabe a recuerdos de la infancia y cada día creo que estas recetas que nos hacen viajar por el tiempo son las mejores. Sin más, os dejo disfrutar de ella.

DOS AÑOS VIVIENDO SIN ELLA: EL SOLOMILLO DE CERDO DE MI MAMÁ

EL SOLOMILLO DE CERDO DE MI MAMÁ

Para ¾ personas

1 solomillo de cerdo de unos 600g, bien limpio

4 zanahorias medianas

1 cebolla grande

2 dientes de ajo

2cc* de aceite de oliva

Un poco de caldo de verduras (casero o Aneto)

100 ml de vino blanco seco

1 hojita de laurel

Sal

Pimienta

Una pizca de nuez moscada

Calentamos 1cc* de aceite de oliva en una cocotte y doramos el solomillo previamente salpimentado y con una pizca de nuez moscada. Reservamos.

En la misma cocotte, calentamos 1cc* de aceite de oliva y añadimos el ajo pelado y picadito. Cuando empiece apenas a tomar color, añadiremos la cebolla pelada y cortada en daditos pequeños con la hojita de laurel. Cuando esté bien blandita y empiece a caramelizar, añadiremos las zanahorias peladas y cortadas también en daditos. Rehogamos un par de minutos, y añadimos el vino blanco con el fuego a tope para que se evapore todo el alcohol.

Cubrimos las verduras con caldo de verduras y tapamos, cocemos a fuego medio bajo hasta que las verduras estén muy tiernas. Probamos y ajustamos de sal.

Entonces añadiremos el solomillo en la cocotte y coceremos unos 10/15 minutos, dependiendo del tamaño del solomillo y del punto que nos guste la carne.

Servimos el solomillo cortado en lonchas sobre un lecho de verduras preparadas.

Delicioso con patatas al vapor o con un sencillo arroz blanco.

Bon profit!

Algunas informaciones útiles o no tan útiles

*cc: cucharita de café

Tal vez te apetezca también


26 Comments

Leave A Comment

Deja un comentario

  • Mercedes, 08 de abril de 2016 Responder

    De sencilla nada, las recetas con amor siempre son las más complicadas porque ese recuerdo te alegra pero te recuerda que te falta una de las cosas más importantes de tu vida. Un super beso guapa y que disfrutéis siempre mucho de este plato.

    • Palmira, 08 de abril de 2016 Responder

      Lo bueno de la cocina es poder recordar a nuestros seres queridos y tenerles cerca aunque sea sólo por un momento... El sabor de los recuerdos no tiene punto jejeje
      Besos y feliz fin de semana,
      Palmira

  • Anna Pigarda, 01 de abril de 2016 Responder

    Un preciós homenatge a la teva mare, Palmira! Quina sort tenir aquests moments per recordar i poder-li transmetre a Polyanna! Una abraçada ben forta i molts ànims!

    • Palmira, 02 de abril de 2016 Responder

      Gràcies Anna! Aquests moments tot i que no els veiem així alhores són ara molt i molt importants per nosaltres!
      petons i bon cap de setmana.
      Palmira

  • Adita, 01 de abril de 2016 Responder

    Tiene una pinta deliciosa, seguro que triunfo en la mesa, besos

    • Palmira, 01 de abril de 2016 Responder

      Riquísimo y sencillo
      Besos y feliz fin de semana,
      Palmira

  • Nenalinda, 31 de marzo de 2016 Responder

    Estas recetas que nos transportan a recuerdos de nuestra infancia son las que no deben perderse nunca ,tienen que estar muy presentes en nuestras cocinas, un post precioso para recordar a tu madre.
    Te ha quedado un plato de relujo y seguro que estaba de muerte relenta .
    Bicos mil wapa.

    • Palmira, 01 de abril de 2016 Responder

      Una receta del corazón y de los recuerdos, sin duda la mejor gastronomía del mundo, ¿verdad?
      Besos y feliz fin de semana,
      Palmira

  • Su, 31 de marzo de 2016 Responder

    Un gran y sabroso legado que Polyanna recibe, a su vez.
    Me encanta el solomillo de cerdo.
    Un besote.

    • Palmira, 01 de abril de 2016 Responder

      Me encanta. bien de precio, sabroso y muy versátil.
      Siempre que estoy cocinandp con ella pienso que también le estamos regalando recuerdos para toda la vida :o)
      Besos y feliz fin de semana,
      Palmira

  • cristina, 31 de marzo de 2016 Responder

    es una receta muy rica, esas recetas que nos hacen recordar me encantan.
    besoscrisylaura.

    • Palmira, 01 de abril de 2016 Responder

      Las recetas con historia personal tienen una magia increíble :o)
      Besos y feliz fin de semana,
      Palmira

  • Marhya, 31 de marzo de 2016 Responder

    ¡Ay, Palmira, el tiempo pasa pero algunas cosas no pueden cambiar ni queremos que lo hagan, porque son un nexo de unión con los nuestros y los momentos felices, y el tiempo pasado juntos y tantas y tantas cosas que siempre merece la pena el recuerdo, doloroso pero feliz.
    Un beso grande.

    • Palmira, 01 de abril de 2016 Responder

      Si, es importante recordar y al poder ser que los recuerdos felices se sobrepongan a la pena. Y sus recetas son recuerdos de momentos compartidos.
      Besos y feliz fin de semana,
      Palmira

  • Teresa, 31 de marzo de 2016 Responder

    Aquestes receptes són les més bones... no es poden oblidar! es troben a faltar molt oi? abraçada!

    • Palmira, 31 de marzo de 2016 Responder

      Són receptes del cor i de la memòria, les millors!
      Petons
      Palmira

  • Teresa, 31 de marzo de 2016 Responder

    Palmira me has hecho emocionarme, qué palabras tan bonitas hacia tu madre!! Los sabores como bien dices, nos hacen viajar a recuerdos y sobretodo a personas queridas....Y ni qué decir de la receta una auténtica delicia!!!
    Besos...

    • Palmira, 31 de marzo de 2016 Responder

      Son la mejor manera y la única que hemos encontrado para estar con ella a pesar de que ya no esté :o)
      Gracias guapa
      Besos,
      Palmira

  • Dolors-Bruixes a la cuina, 31 de marzo de 2016 Responder

    Palmira quin homenatge més bonic a la teva mare!

  • marisma, 30 de marzo de 2016 Responder

    Holaaaa, jo que difícil tiene que ser acostumbrarse a que falte la madre, a mi me pasa con mi abuela que me parece que va a estar ahí sentada en su sofá cuando vamos a dar una vuelta a la casa vacía. En fin, es la vida y siempre estará en el recuerdo. Y mira si está qeu te ha salido el solomillo como a ella, que exquisito, lo sencillo se convierte en maravilloso.
    Un besoooo

    • Palmira, 31 de marzo de 2016 Responder

      Estas recetas sencillas con recuerdos nos ayudan a seguir adelante, ¿verdad? aunque seguro que sorprendería a muchos!
      Besos,
      Palmira

  • Maria Amparo, 30 de marzo de 2016 Responder

    Hola Palmira, una receta riquísima de las que me gustan a mí. Esta me la apunto para hacerla con mí Cookeo que tanto me gusta y ya te cuento lo rica que me queda.
    Yo te comprendo con lo de tu madre mi padre también hace 3 años que se fue. Pero tenemos que seguir adelante.... Besitos guapa.

    La Chef de mi cocina

    • Palmira, 31 de marzo de 2016 Responder

      Si, no tenemos más remedio que seguir adelante aunque hayan días mejores que otros...
      Seguro que con la Cookeo te sale una receta de lujo!
      Besos,
      Palmira

  • ANABDN, 30 de marzo de 2016 Responder

    Mucho ánimo Palmira, esos recuerdos unidos a los sabores nos hacen disfrutar de estos platos tan ricos de nuestras madres y abuelas.
    De alguna manera, aunque no sea visible tu madre sigue contigo, ese impulso de querer coger el teléfona es muy normal.
    Ah, el solomillo tenía que estar divino con la zanahoria, vamos que dan ganas de atravesar la pantalla con un trozo de pan.
    Besos guapa!!

    • Palmira, 31 de marzo de 2016 Responder

      Hay días que se me hacen muy duros y otros casi olvido... Y es la mejor manera que hemos encontrado para poder hablar de ella con Polyanna, porqué los momentos en su cocina son los que más y mejor recuerda.
      Con un buen pan es un manjar de los sencillos, pero que me llega al corazón siempre!
      Besos,
      Palmira