DOS AÑOS VIVIENDO SIN ELLA: EL SOLOMILLO DE CERDO DE MI MAMÁ

El tiempo pasa volando y aunque mi madre no esté con nosotros desde hace ya dos años todavía algún que otro día cojo el teléfono para llamarla. O le mando unas fotos por email. Y otros días se me hacen muy cuesta arriba.

 

La receta de hoy surgió de un domingo tranquilo en casa con un solomillo de cerdo esperando su hora en la nevera. Iba a prepararlo marinado en salsa de soja y miel.

 

Y no sé porque, me puse manos a la obra y me parecía estar cocinando con mi madre… Y salió el solomillo de cerdo tan cual lo preparaba ella con sus zanahorias y su cebolla, tierno y jugoso, cocinado a fuego lento en su cocotte naranja… Como si estuviera con nosotros :o)

 

La receta no tiene ningún misterio pero siempre me sabe a recuerdos de la infancia y cada día creo que estas recetas que nos hacen viajar por el tiempo son las mejores. Sin más, os dejo disfrutar de ella.

DOS AÑOS VIVIENDO SIN ELLA: EL SOLOMILLO DE CERDO DE MI MAMÁ

EL SOLOMILLO DE CERDO DE MI MAMÁ

Para ¾ personas

 

1 solomillo de cerdo de unos 600g, bien limpio

4 zanahorias medianas

1 cebolla grande

2 dientes de ajo

2cc* de aceite de oliva

Un poco de caldo de verduras (casero o Aneto)

100 ml de vino blanco seco

1 hojita de laurel

Sal

Pimienta

Una pizca de nuez moscada

 

Calentamos 1cc* de aceite de oliva en una cocotte y doramos el solomillo previamente salpimentado y con una pizca de nuez moscada. Reservamos.

En la misma cocotte, calentamos 1cc* de aceite de oliva y añadimos el ajo pelado y picadito. Cuando empiece apenas a tomar color, añadiremos la cebolla pelada y cortada en daditos pequeños con la hojita de laurel. Cuando esté bien blandita y empiece a caramelizar, añadiremos las zanahorias peladas y cortadas también en daditos. Rehogamos un par de minutos, y añadimos el vino blanco con el fuego a tope para que se evapore todo el alcohol.

Cubrimos las verduras con caldo de verduras y tapamos, cocemos a fuego medio bajo hasta que las verduras estén muy tiernas. Probamos y ajustamos de sal.

Entonces añadiremos el solomillo en la cocotte y coceremos unos 10/15 minutos, dependiendo del tamaño del solomillo y del punto que nos guste la carne.

Servimos el solomillo cortado en lonchas sobre un lecho de verduras preparadas.

Delicioso con patatas al vapor o con un sencillo arroz blanco.

 

Bon profit!

 

Algunas informaciones útiles o no tan útiles

*cc: cucharita de café