#DESCUBRIENDO SABORES: CREMA DE CALABAZA POTIMARRON & JENGIBRE FRESCO CON SUS PIPAS


Tercer lunes del mes y primera entrega del otoño para el Proyecto #Descubriendo Sabores que compartimos con Cristina Comemos a las 3, Dolors Hi ha bruixes a la Cuina y Rosa Un toque de canela.

Este mes, le tocaba a Rosa elegir ingrediente y se ha decantado por un ingrediente común principal de lo más otoñal: ¡calabaza! Y como ingrediente personal me ha tocado el jengibre.

Es una combinación que me encanta desde mucho tiempo, creo que fue uno de mis primeros experimentos culinarios hará como 10 años así que le tengo especial cariño :o)

Como para las anteriores combinaciones, no quería añadir muchos elementos extra he tirado por una receta muy sencilla pero con un toque especial. Porque a la sencilla crema de calabaza y jengibre (fresco), le he sumado unas pipas de calabaza tostadas y especiadas con jengibre (en polvo), usando las pipas de la propia calabaza.

Las propias pipas las suelo servir de aperitivo o para ir picando mientras las peladas tostadas son para darle un toque crujiente a la crema de verdura o a una ensalada.

Y ahora os dejo con la receta y las publicaciones de mis compañeras para el Proyecto #Descubriendo Sabores  porque seguro que os sorprenderán:

A Cris Comemos a las 3 le ha tocado Calabaza & Almendras y ha preparado Tocino de Cielo de Calabaza con Salsa de Almendras.

A Dolors Hi ha bruixes a la cuina le ha tocado Calabaza & Nuez Moscada y ha preparado Donuts de Calabaza & Nuez moscada.

A Rosa Un Toque de Canela le ha tocado Calabaza & Canela y ha preparado Bocaditos de Calabaza & Canela.

3 recetas en una con los ingredientes que Rosa me ha atribuido. ¿Qué os parecen?

¡Feliz lunes!

Crema de Calabaza Potimarron & Jengibre con leche de coco

Para 4 personas

Para la crema de calabaza

800g de calabaza asada (1 calabaza potimarron mediana de 1kg de aproximadamente)

2 cebollas medianas

2 dientes de ajo

1 trozo de jengibre fresco del tamaño de un pulgar (aproximadamente 1CS** llena una vez rallado)

200ml de leche de coco

500ml de agua filtrada

1 hoja de laurel

1cc* de miel

1cc* de aceite de oliva

Sal, pimienta

4 calabazas pequeñas horneadas a 180º durante 30 minutos y vaciadas con cuidado de no romperlas (opcional, para servir la crema como en la foto)

Para las pipas de la propia potimarron

Las pipas de la propia calabaza

1cc* de aceite de oliva

1cc* de sirope de arce

1 cc* de jengibre en polvo

1 buena pizca de flor de sal

Para las pipas de calabaza

30g de pipas de girasol crudas

½ cc* de aceite de oliva

½ cc* de sirope de arce

½ cc* de jengibre en polvo

Una pizca de flor de sal

Para la crema de calabaza

Lo primero es asar la calabaza con el método que nos es más cómodo. Yo la suelo preparar de la siguiente manera.

Partimos la calabaza por la mitad, quitamos las semillas con una cuchara (las guardamos para la siguiente receta) y colocamos las 2 mitades en una fuente de horno con un vasito de agua. Horneamos a 180º entre 35 y 60 minutos dependiendo del tamaño de la calabaza.

Recuperamos cuando la calabaza ha templado la pulpa y la hacemos puré para la receta.

En una cazuela, calentamos el aceite de oliva y rehogamos las cebollas peladas y cortadas en trocitos con el ajo pelado y picadito hasta que empiecen a tomar color. Entonces añadimos la pulpa del jengibre rallado y dejamos que dore unos 2 minutos antes de añadir la miel, la pulpa de calabaza, la leche de coco, el agua, la hoja de laurel y sal y pimienta al gusto.

Dejamos cocinar unos 10/15 minutos para combinar sabores y quitamos la hoja de laurel.

Trituramos la crema bien finita a nuestro gusto, añadiendo un poco de agua según la textura que nos quede. Ajustamos de sal y pimienta al gusto y reservamos.

Para las pipas de la propia potimarron

Empezamos limpiando muy bien las pipas bajo el chorro del grifo en un colador hasta que no quede carne de calabaza.

Las secamos muy bien sobre papel de cocina y las colocamos en un bol con el resto de ingredientes. Mezclamos muy muy bien.

Vertemos en una bandeja forrada con papel de horno en una sola capa y horneamos a 180º con calor ventilado unos 20/30 minutos (cada calabaza es un mundo) hasta que estén bien doradas y crujientes. Dejamos enfriar antes de servir para picar o de guardar en un tarro hermético.

Esta etapa la suelo hacer al mismo tiempo que aso la calabaza para aprovechar el horno al máximo.

Para las pipas de calabaza

Es tan sencillo como mezclar muy bien todos los ingredientes y colocarlos en una bandeja forrada con papel de horno en una sola capa.

Horneamos a 180º con calor ventilado unos 20/30 minutos (cada calabaza es un mundo) hasta que estén bien doradas y crujientes. Dejamos enfriar antes de servir para espolvorear sobre cremas de verduras o ensaladas.

Esta etapa la suelo hacer al mismo tiempo que aso la calabaza para aprovechar el horno al máximo.

Para servir la crema de potimarron

En cada bol (o mini calabaza asada), ponemos un cazo de crema bien calentita y decoramos con pipas de calabaza al jengibre (las compradas porque ya van peladas).

 

Bon profit!

Algunas explicaciones útiles o no tan útiles

*cc: cucharita de café

** CS: Cuchara Sopera

Tal vez te apetezca también


9 Comments

Leave A Comment

Deja un comentario

  • Chus Nenalinda, 15 de octubre de 2018 Responder

    Uummmmmmmmmmm pintaza tiene esa crema ,me rechiflan las cremas de calabaza y esta no sera menos ,me encanta como la has presentado te ha quedado de relujo no lo siguiente.
    Bicos mil y feliz inicio de semana wapa.

    • Palmira, 15 de octubre de 2018 Responder

      Me alegro que te guste, lo que me gusta es con su sabor muy suave la calabaza deja mucho juego a la hora de combinarla y salen mil cremas muy ricas todas!
      Besos y feliz semana,
      Palmira

  • Marhya, 15 de octubre de 2018 Responder

    Que original, me parece estupenda la idea. Me lo guardo.
    Besos.

    • Palmira, 15 de octubre de 2018 Responder

      Ya ves bien sencilla pero super efectiva y absolutamente deliciosa!
      Besos y feliz semana,
      Palmira

  • rosa, 15 de octubre de 2018 Responder

    que cosa más deliciosa esta crema, yo no uso el jengibre nunca en la cocina, no sé porqué, (no tengo costumbre), pero tu receta me ha enamorado y el próximo puré de calabaza va a ser el tuyo me ha encantado!!! Ahhh y vaya arte para vaciar la calabaza, con lo difícil que és, bravo !!
    Un gran beso y feliz semana
    Rosa

    ps no me extraña que Polyana haya sucumbido a la calabaza por f´in, jejejeje

    • Palmira, 15 de octubre de 2018 Responder

      Pues si horneas la calabaza es muy sencilla de vaciar, es cuestión de cocinarla en su justo punto.
      El jengibre en casa lo uso a menudo, tanto para recetas dulces como saladas y siempre tengo una raíz en la nevera, porque en infusiones con meil y tomillo es fantástica para combatir mocos y tos!!
      Me alegro que te guste, a mi me ha encantado tu elección de este mes!
      A ver que nos toca en octubre!!!
      Besos y feliz semana,
      Palmira

  • La Cocinera de Bétulo, 15 de octubre de 2018 Responder

    Me convence totalmente esta combinación de la calabaza con el jengibre y por si fuera poco la leche de coco, ha de estar buenísima esta crema. Inauguramos la temporada de las cremas calentitas.
    Besos.

    • Palmira, 15 de octubre de 2018 Responder

      Pues no te creas todavía no apetecen mucho con 27º mejor que en junio estamos y durmiendo a gusto pero no muy fresquitos. Suerte que pille un par de noches donde apetecían aunque no duró jejeje
      Me alegro que te guste, es una combinación sencilla pero muy efectiva!!!
      Besos y feliz semana,
      Palmira