CREMA DE ACELGAS & AVENA


Copie de Velouté de blettes (9)

En el mercado, ya han vuelto las acelgas y están en su mejor momento para mí, cuando todavía las hojas están verdes y las pencas tiernecitas, sin muchos hilos.

 

Cuando llega la hora de prepararlas en casa, siempre me quedo corta: acabo cociéndolas al vapor con patatas y aquí se para la cosa. Esto no convierte las acelgas en un plato muy sexy…

 

Cuando buscaba ideas para usar harina de castaña, y compartí con vosotros la receta de los Cakes de Miel y Dátiles, encontré de la misma naturópata francesa, Laurence Salomón, una receta de sopa a base de acelgas y copos de avena que he modificado un poco.

 

Al principio me quedé un poco parada por los ingredientes (no soy muy de leches vegetales…) pero me lancé y esta receta es perfecta para intolerantes al lactosa. Además es muy suave para los estómagos delicados y como las Navidades ya nos están llegando encima, ¡mejor vale ir cuidándonos un poco! Es una cena ligera,  agradable y muy completa.

 

Si no quieres usar leche de avena, puedes usar leche desnatada de toda la vida. Y en lugar del puré de almendra, usa nata líquida de cocina. Hemos probado las dos versiones en casa, y aunque la versión original tiene su punto, la versión con cosas de la despensa también sale bien.

 

¡No dudes en probar esta crema de acelgas, es una introducción perfecta a la cocina ecológica!

Copie de Velouté de blettes (8)
CREMA “VELOUTÉ” DE ACELGAS Y AVENA

para 4 personas

 

700g de acelgas con sus hojas

½l de leche de avena (o de leche desnatada)

½l de agua

60g de copos de avena pequeños

1cc* de caldo vegetal

1CS** de puré de almendra blanca (o 1 CS de nata 12%)

1cc* de aceite de oliva

¼cc* de comino en grano (opcional)

12 almendras blancas

Sal al gusto

 

Limpiar las acelgas, separando las hojas de las pencas.

Cortar las pencas en trozos pequeños (cortar los hilos si es necesario) y ponerlos en un puchero con la leche de avena, el agua, la cuchara de caldo vegetal, los copos de avena y una pizca de sal.

Cuando empiece a calentarse, dejar cocer a fuego suave sin tapar unos 10 minutos hasta que las pencas estén bien tiernas.

Pasar por la batidora y añadir el puré de almendra. Mantener la sopa caliente a fuego muy suave.

 

Cortar en juliana fina las hojas de las acelgas y cocerlas a fuego muy suave con la tapa puesta con la cucharita de aceite, pizca de sal y los granos de comino.

 

En una sartén, dorar las almendras sin grasa y cuando estén, cortarlas en trozos grandes.

 

Servir la sopa bien caliente, decorar con las hojas de acelga salteadas y las almendras.

 

Bon profit!

 

Algunas informaciones útiles o no tan útiles

* cc: cucharita de café

**CS: Cuchara Sopera

 

3P por persona

3 1/2 Pro P por persona

 

Tal vez te apetezca también


8 Comments

Leave A Comment

Deja un comentario

  • keti, 26 de enero de 2010 Responder

    Qué bonito y útil tu blog.¡Enhorabuena!

    • Palmira, 27 de enero de 2010 Responder

      Muchas gracias !!!
      Esto es lo que me encanta con los blogs: poder compartir con otras personas cosas que forman parte de ti para que todos aprendamos algo nuevo cada dia !
      Un saludo,
      Palmira

  • kako, 11 de diciembre de 2009 Responder

    Palmira, me anoto esta receta. Tengo durante todo el año acelgas, me gustan mucho y considero que la gente las desestima mucho.
    La leche de avena nunca la he probado, le otorga un sabor especial o es por lo liviana?, me gusta esta idea completamente y, aunque no soy de sopas, la haré sin dudas.
    Un beso.

    • Palmira, 11 de diciembre de 2009 Responder

      Es verdad que a mucha gente no les gusta las acelgas... a mi me parece que es porque no varian como prepararlas.
      La leche de avena le da un sabor mas suave y un toque mas cremoso a la sopa. Otorga un sabor que le va muy bien y al que no estamos acostumbrados.
      Y es una buena manera de descubrir esta leche vegetal a la cual no estamos acostumbrados!
      Besos,

  • vanesa, 10 de diciembre de 2009 Responder

    que rica receta guapetona

    • Palmira, 11 de diciembre de 2009 Responder

      Gracias! No te he olvidado para la receta clasica de los gofres pero tengo la libreta escondida en una caja de la ultima mudanza y no me ha dado tiempo todavia.
      Un abrazo,

  • nieves, 10 de diciembre de 2009 Responder

    La receta se ve fantástica, y yo que soy intolerante a la lactosa, me viene de perlas. Además como bien comentas, resulta suave y digestiva para estómagos delicados, y para las fiestas que se
    avecinan.

    Un abrazo.

    • Palmira, 10 de diciembre de 2009 Responder

      Gracias ! Es verdad que muchos nos hemos olivadado de la avena en nuestra dieta cotidiana. Y esto que nuestras abuelas la usaban incluso para los niños mas delicados al ser suave y digestiva,
      ademas de barata.
      Incluso puede ser un entrante/aperitivo en vasito pequeño para las fiestas porque tiene un toque especial !
      Un abrazo,

Centro de preferencias de privacidad

¿Quieres cerrar tu cuenta?

Se cerrará tu cuenta y todos los datos se borrarán de manera permanente y no se podrán recuperar ¿Estás seguro?