Tarta de gambitas zanahoria y apio (15)

Esta receta, por alguna razón extraña la preparaba muy a menudo pero llevaba meses sin prepararla. El pasado fin de semana, me recordé de ella para sacarle partido a un manojo de apio que tenía aburrido. Buscando la receta por el blog me di cuenta que nunca la había publicado.

 Tarta de gambitas zanahoria y apio (16)

Como me pareció un fallo grande, aquí la apunto para no olvidarme más de ella. Puede ser una cena completita para dos o un entrante para 4, al gusto de cada uno. Durante años fue mi receta estrella para llevar de tupper, así que con mucho gusto la dedico al Memòries d’una cuinera de este mes que nos invita a preparar un Dinar de Carmanyola.

 carmanyola-2013-09.jpg

Con un trozo de pan o un poco de arroz, tendremos una comida sana, ligera y completa, perfecta para afrontar estos primeros días del otoño :o)

 

¡Feliz semana a todos!

 Tarta de gambitas zanahoria y apio (1)

“TARTALETAS” LIGERAS

DE GAMBITAS, ZANAHORIA Y APIO

Para 4 tartaletas

 

200g de zanahorias

200g de apio

6cl de vino blanco

1 huevo mediano

100ml de leche evaporada

100ml de leche desnatada

20g de parmesano

180g de gambitas descongeladas (unos 200g cuando todavía están congeladas)

Sal, pimienta

 

Rallamos el apio y las zanahorias previamente, pelados y bien limpios.

Calentamos el vino blanco, salpimentamos y echamos las verduras ralladas. Tapamos y dejamos que se hagan unos 5/10 minutos.

Mientras tanto, batimos el huevo con la leche evaporada y la leche desnatada. Añadimos las verduras pochadas y las gambitas, reservando unas cuantas para decorar.

Calentamos el horno a 220º.

Vertemos la preparación en 4 moldes de tartaletas de silicona (en este caso, os recomiendo los moldes de silicona para no tener problemas en el momento de desmoldar), decoramos con las gambitas reservadas y horneamos 30 minutos.

Se pueden comer, recién horneados, a temperatura ambiente o directos de la nevera, con una ensalada crujiente, es una cena ligera y saludable.

 

Bon profit!

 

 nappetitre