CHUTNEY DE CALABACÍN MUY ESPECIADO (6) - copia

Hace unos días, publiqué la receta de la crema helada de calabacín y edamame y pensando en otras recetas con el rey del verano, Calabacín a tope, me recordé de este chutney que preparamos el verano pasado con los kilos y kilos de calabacines que nos trajimos del huerto de mi tía.

 

Es una maravilla para acompañar cualquier carne a la plancha, con una cucharada, una sencilla y aburrida pechuga de pollo se convierte en un plato fashion :o) Además es una idea estupenda para regalar durante las próximas navidades, es el momento perfecto para ir preparándolos, con tiempo y los calabacines a muy buen precio.

 Badge-Freshvana-Blog-Solidario-Comedor-Social-200px.png

Y quiero aprovechar esta receta para apoyar la iniciativa de los agricultores de fruta y verdura ecológica de Freshvana de donar una parte de su producción a comedores sociales. Cada blog que publique una receta para esta causa hará que incrementen su donación de 20 kg…. Ya sabes, ¡súmate!

 

Para más recetas con calabacín, ya sabéis, sólo tenéis que pinchar aquí o en el logo:Calabacín a tope .

 CHUTNEY DE CALABACÍN MUY ESPECIADO (4) - copia

CHUTNEY DE CALABACÍN MUY ESPECIADO*

Para unos 5/6 botes pequeños

 

600g de calabacín pelado una tira si una tira no y sin semillas si es de los grandes

300g de cebolla

½ cc** de semillas de mostaza

½ cc** de jengibre en polvo

1 cc** de cúrcuma

2 guindillas “peperoncino” (muy pequeñas pero matonas)

70cl de vinagre de vino blanco

2 clavos de olor

3 granos de pimienta

250g de azúcar moreno

100g de azúcar para mermeladas

 

Cortamos los calabacines en trocitos pequeños y los espolvoreamos con un poco de sal. Dejamos que suelten el agua unas 12 horas.

Al día siguiente, los aclaramos con abundante agua y los secamos muy bien.

Pelamos la cebolla y la cortamos en láminas finas.

Juntamos la cebolla y el calabacín en una olla pequeña. Diluimos las especias con parte del vinagre y las añadimos en la olla. Añadimos lo que nos quede de vinagre y calentamos hasta que rompa a hervir.

 

En este momento, añadiremos el azúcar moreno y el azúcar para mermeladas y dejaremos cocer a fuego muy suave entre 60 y 90 minutos, mezclando regularmente, hasta que espese.

Si nos gusta un chutney con trozos pero meloso, trituramos como una tercera parte de la cantidad, mezclamos todo, damos otro hervor y envasamos como si fuera mermelada.

O sea que vertemos el chutney todavía hirviendo en los potes previamente escaldados y los dejamos boca abajo.

Esperamos por lo menos 48h antes de pasteurizar*** el chutney si no lo vamos a consumir en unas semanas. Así durará 2 o 3 años… ¡si no te lo comes antes!

Y ahora toca esperar un mes por lo menos para se acaben de sentarse los sabores :o)

 

Bon profit!

 

Algunas informaciones útiles o no tan útiles

*La receta se inspira en una receta del Larousse de las Mermeladas, aunque que hice algunos pequeños cambios.

**cc: cucharita de café

*** Pasteurizar mermelada casera – El método en imágenes está aquí.

 

Suelo usar menos azúcar en mis mermeladas que en las recetas clásicas. Para que me duren meses (¡e incluso años!) a pesar de esto, siempre las esterilizo. ¿Cómo? Es muy sencillo: en la olla presión, 5 minutos al 2. ¡Y ya está! Así las puedo conservar varios años: algunas que se habían escondido incluso me duraron 3 años (más la verdad es que no lo sé porque ¡¡¡nunca he tenido mermeladas que duren tanto!!!).

Assiettebis.png