Blinis saumon aneth au levain (9)

Antes de todo, quería daros las gracias por todas las felicitaciones que he ido recibiendo para mi cumpleaños el pasado viernes. Ha sido un fin de semana relajante y divertido, me han mimado mucho y lo he disfrutado un montón :o)

 Blinis saumon aneth au levain (4)

Y ahora al grano… El día que decides acoger en casa una masa madre, tienes que imaginar mil maneras de sacarle partido porqué si en casa somos pocos, es difícil hornear una mega hogaza de pan diaria… por lo cual la masa madre se convierte en una base perfecta para preparar canapés o cenas de picoteo algo distintas.

 

Aquí es una idea que preparamos durante las últimas fiestas, aunque con las prisas no saqué fotos de los blinis “decorados” con huevas de salmón y tartar de algas casero

 Blinis saumon aneth au levain (14)

Además como el próximo domingo es el día de la tradición francesa de la Chandeleur, he aquí una opción alternativa a otras recetas de creps, que en el blog ya tenemos una colección completita de creps pinchando aquí.

 

¡Feliz semana a todos!

 

Blinis saumon aneth au levain (14)


BLINIS DE SALMÓN AHUMADO, LIMÓN CONFITADO Y ENELDO

(CON MASA MADRE)

para unos 25/35 minis dependiendo de la sartén

 

375g de masa madre (no importa si no está a su máxima potencia)

65g de agua templada (35º)

1 yogur natural

2 huevos enteros + 2 claras

150g de harina normal

1/2cc* de sal fina

1cc* de bicarbonato

1cc* de eneldo picado

Una pizca de pimienta blanca

100g de salmón ahumado

½ limón confitado a la sal

Un pelín de aceite de girasol para engrasar la sartén

 

Mezclamos la masa madre con el agua templada hasta que esté bien disuelta.

Le añadimos el yogur natural y lo batimos bien para tener una masa muy lisa.

Separamos las claras de las yemas y añadimos las yemas a la mezcla anterior. Mezclamos bien y le echamos la harina mezclada con el bicarbonato, la pimienta, el eneldo y la sal.

Volvemos a mezclarlo todo junto y si no vamos a usar la masa enseguida la dejamos en reposo tapada con un paño.

Cuando estemos a punto de preparar los blinis, añadimos el salmón ahumado cortado en trocitos y el limón confitado cortado en daditos muy pequeños. Mezclamos delicadamente.

Montamos las 4 claras a punto de nieve muy firme y le añadimos una tercera parte a la masa batiendo con las varillas para que la textura sea más ligera.

Después, con mucho cuidado para que no se bajen, añadimos las claras montadas sobrantes.

Calentamos una sartén (yo uso una sartén de pancakes que tiene 4 hoyos así consigo tener unos blinis de forma regular pero sino una sartén que no se pegue también es perfecta) y le echamos el equivalente de 2 cucharas soperas de masa.

Bajamos el fuego y dejamos que se hagan 3 o 4 minutos, hasta que se formen burbujas. Este es el buen momento para darles la vuelta y dejar que se hagan 2 o 3 minutos más. Los tiempos tienen que comprobarse en la primera tanda, ya que según si se usa gas o inducción pueden variar bastante.

Cuando están listos, los pasamos en una rejilla de pastelería para que no se humedezcan con su vapor.

Seguimos con lo que nos queda de masa.

Para servirlos, los podemos pasar en el horno a 100º unos minutos para que estén calientes o en la tostadora.

También se pueden congelar una vez fríos y basta con pasarlos por la tostadora antes de comerlos.

Están buenísimos tal cual de aperitivo pero también los podemos usar como base y añadirles tartar de algas casero o huevas de salmón con un poco de queso crema mezclado con un poco de zumo de limón y eneldo… pero seguro que existen muchas más combinaciones :o)

¡Ahora te toca a ti encontrar tu versión favorita!

 

Bon profit!

 

 

Algunas informaciones útiles o no tan útiles

 

*cc: cucharita de café

nappetitre