A CUIDARNOS QUE DENTRO DE NADA ESTAREMOS EN VERANO: ESPINACAS CON ALMENDRAS Y ALGO MÁS

Hoy os traigo una receta que es mi menú muchos días cuando estoy sola en casa para comer… Es un plato completo y saciante, muy comfort food aunque sea un plato de espinacas.

 

Es una adaptación de una receta de Heidi Swanson, del libro Super Natural Everyday. Es un libro que me encanta, una fuente de inspiración. Adapté ligeramente su receta, ya que ella usó harisa pero como Polyanna no le gusta mucho el picante que no sea el del chorizo, me decanté por una mezcla casera de especias de inspiración marroquí.

 

Su manera de preparar los huevos me llamó la atención y los preparé tal como lo pone en su libro. Nos encantó el resultado, os animo a probar este método de cocción por lo menos una vez, ¡merece la pena! Y seguro que repetiréis muuuchas más veces.

 

Y ahora os dejo con la receta. ¡Feliz miércoles!

A CUIDARNOS QUE DENTRO DE NADA ESTAREMOS EN VERANO: ESPINACAS CON ALMENDRAS Y ALGO MÁS

ESPINACAS CON ALMENDRAS Y ALGO MÁS

Para 3 personas

 

450g de espinacas baby

2 dientes de ajo

2cc* de aceite de oliva

3 huevos medianos

25g de almendras marcona

1/2cc* de comino

1/2cc* de pimentón dulce

Sal, Pimienta

 

Pasamos las espinacas por agua para tenerlas bien limpias y las echamos en 1 centímetro de agua hirviendo, mezclando sin parar hasta que pierdan volumen y estén hechas (2 minutos en mi caso). Las retiramos del fuego y las pasamos por agua fría, las colamos y con las manos procuramos quitarles la mayor cantidad posible de agua. Las picamos y reservamos.

 

Para cocer los huevos, los colocamos en una cazuela pequeña y cubrimos con agua fría, por lo menos un centímetro de agua por encima de los huevos. Calentamos a fuego medio hasta que hierva pero muy poco, o sea cuando los huevos empiezan a moverse y a hacer ruido. Cortamos la fuente de calor, tapamos y esperamos 7 minutos, ni uno más, ni uno menos y los pasamos por agua fría. Con cuidado, les quitamos la cáscara y reservamos.

 

En una sartén caliente, tostamos las almendras durante unos 5 minutos, sin para de vigilar para que no se quemen. Reservamos.

 

Pelamos el ajo y lo cortamos en juliana fina. Calentamos el aceite de oliva y freímos el ajo un par de minutos, sin que llegua a dorarse, añadimos el pimentón y el comino, mezclamos y cortamos el fuego. Añadimos las espinacas picadas, juntamente con las almendras y los huevos picados.

Mezclamos con cuidado y dejamos reposar un par de minutos con tapa.

Servimos, templado o frío, al gusto de cada uno.

 

Bon profit!

 

Algunas informaciones útiles o no tan útiles

*cc: cucharita de café

**CS: Cuchara Sopera